¡Dios mío, que solos se quedan los muertos! Menos en el Día de los Difuntos



No recuerdo la primera vez que fui al cementerio
, pero sí su estado de abandono. Salvo los mausoleos situados en el centro del camposanto, el resto era un auténtico hierbazal de entre el que sobresalían, de vez en cuando, alguna que otra mísera cruz. (Imagen: Vista del cementerio de Alhama donde se localiza las sepulturas más antiguas)

Jálogüin, el terror de los borregos

Lo peor de todo este acoso y derribo a nuestra cultura y tradiciones, para sustituirlas con la importación de la peor y estúpida copia yankee, es que vergonzosamente se contribuye a ello desde algunos centros educativos y medios de comunicación.

¿Verán mis nietos terminadas las obras de la carretera Santa Cruz - Alhama?



En la sección de Cartas al Director del IDEAL de hoy, sábado, 7 de agosto, se incluye una misiva firmada por Eduardo Ruiz-Chena, a propósito de las obras en nuestras carreteras.

Estación marítima



Con motivo del nombramiento de Andrés García Maldonado como Hijo Predilecto de Alhama, Pedro Aparicio publicaba un artículo en el diario malagueño SUR recordando una anécdota de sus tiempos políticos en los que sellaron una amistad que llega hasta nuestros días.

El pasotismo de los habitantes de Alhama



Me asombra ver el pasotismo con que los habitantes de Alhama se toman las cosas más importantes, las que les afectan de una manera extraordinaria y las que hacen que este pueblo nunca levante cabeza.

Alhama, la de merecida fama



Las aguas termales y el romance fronterizo han atraído el interés de vihuelistas como Narváez y arabistas de la talla de Emilio García Gómez. El "¡Ay!" de los cantaores flamencos puede tener su origen en el estribillo del romance a la pérdida de Alhama, según escribía  M. Torner en 1931.

Deberíamos proponer al obispo para presidente de la Diputación



Lejos de ir creando las bases de separación Iglesia-Estado nuestra Diputación basa la oferta turística de Granada en la promoción de la Semana Santa, como una burla más hacia la laicidad social del respeto a creyentes y no creyentes, además de seguir publicando mapas incluyendo a Alhama en el ahora artificioso ‘Poniente de Granada’
.

De calabazas y castañas o ¡Cómo podemos ser tan idiotas!



Me sorprende mi buen amigo y periodista, Andrés Cárdenas, cuando, en el diario Ideal del pasado sábado, afirmaba que, los jóvenes propietarios de locales de ocio granadinos “se exprimen los sesos para sacar adelante sus respectivos negocios”. Como prueba de tan tajante afirmación señalaba la proliferación de concursos de futbolín, bingos cuya línea se premia con chupitos, certámenes de chistes, y… fiestas de halloween. Es decir, todo de una originalidad tal que les habrá dejado el cerebro completamente estrujado.

La estupidez del Jalowin



¿Por qué celebramos Halloween?

 Desde hace algunos años hay quien le ha dado por celebrar esta fiesta estadounidense. Siguiendo una moda. La verdad es que yo no entiendo por qué hay personas que celebran esta fiesta yanky.