"Los romances fronterizos y Alhama", por ANDRÉS GARCÍA MALDONADO (*)

    Publicidad

    Final publicidad



    Han transcurrido cinco siglos de nuestros romances y los alhameños les manifestamos ahora, como corresponde, aunque no lo hicimos durante medio milenio, la enorme gratitud que les debemos tanto al "¡Ay de mi Alhama!" como al "Moro alcaide", en especial, al primero y más universal de ellos.




    Nuevamente, en alguna medida, nos sentimos plenamente gozosos al ver que Alhama, dentro de sus posibilidades, viene reconociendo, el altísimo valor histórico-literario de los mismos, con sus Veladas "Alhama, Ciudad de los Romances", que en esta ocasión cumplen quince años.

    Tan sólo el «¡Ay de mi Alhama!» ha llevado el nombre de estas tierras, alhameñas y granadinas, por el mundo entero: Alhama, Granada con su puerta de Elvira y plaza de Bibarrambla, el Zacatín, la Alhambra, la vega y los abencerrajes,... y con todo ello una época histórica que se viene convirtiendo en épica leyenda por sus muchas peculiaridades, cuando de lo que se trataba era de la realidad, de un reino que vivía sus últimos días musulmanes para dejar suspirando y llorando a los que tuvieron la dicha y el orgullo de ser sus dueños y moradores durante siglos.

    Sin duda, estos romances fronterizos fueron debidos a la impresión inmediata de los hechos que narran o a una tradición poco lejana, y en los campamentos de los Reyes Católicos se cantaban numerosos romances de esta clase, los que contribuían a inducir a la realización de nuevos actos y gallardías de los caballeros castellano-andaluces que hubieron ser a su vez, no mucho más tarde, objeto de nuevos cantos, como escribió Milá.

    Menéndez y Pelayo, también uno de los máximos estudiosos e investigadores en esta materia literaria, al referirse a estos romances fronterizos nos comenta que, cada uno en medio de su brevedad, es todo un poema integro. Muchos de ellos nos sorprenden por su magnífica elaboración del canto popular tal como partió del hecho mismo, como pudo sonar en boca de los vencedores, cuando entre ellos surgían juglares inspirados.

    La parte de ficción puede decirse que es nula en los romances fronterizos, pero que hermosa y grande la poesía de la realidad, pues por lo general todo su contenido es histórico. Los romances fronterizos no mienten nunca, si alguno lo hace es una auténtica excepción que confirma la regla. Ahora bien, lo que suele haber es confusión de personas, lugares y tiempos, fácil de desenrollar casi siempre cuando se tiene a mano el hilo conductor de la cronología y realidad histórica, como concreta Menéndez y Pelayo. Por ejemplo, cuando se dice en "Moro alcaide" que éste estaba en unas bodas en Antequera no es posible, fue probablemente en Vélez-Málaga.



    Dámaso Alonso destaca de los romances fronterizos que narran los hechos de las guerras del siglo XV que culminaron con la guerra de Granada, que, precisamente, comenzó con la conquista de Alhama, las cortesías entre moros y cristianos, en medio de ásperos hechos sangrientos. A veces la descripción se diría mundanamente pictórica, con frecuencia, en este romancero morisco cobra especial importancia o desarrollo los elementos líricos Han transcurrido cinco siglos de nuestros romances y los alhameños les manifestamos ahora, como corresponde, aunque no lo hicimos durante medio milenio, la enorme gratitud que les debeque nunca, en más o menos, faltan en cualquier romance.

    Y a pesar de todo esto, nosotros, los alhameños como pueblo, no les hemos dado el reconocimiento que les debemos hasta ahora. Sí, sentimos desde hace siglos afecto por ellos, y en algunos casos ese sentimiento fue enorme y elevado, pero jamás, que sepamos, hubo reunión o convocatoria para expresarles todos a una nuestro reconocimiento, como en cualquier ocasión hubiese correspondido y sido oportuno.

    Todos a una

    Ahora, por fortuna, volvemos a hacerlo todos a una, Ayuntamiento, entidades culturales y artísticas y pueblo en general. Y lo vamos a hacer viviendo y resaltando el «¡Ay de mi Alhama!» y el «Moro alcaide, moro alcaide» como algo propio de nuestro ser y de nuestro espíritu, no sólo de alhameños y granadinos, sino como amantes de la Cultura y el Arte que, siendo muy populares como en el caso que nos ocupa, ahondan y gratifican nuestro espíritu.

    De aquí y en nombre del Ayuntamiento de Alhama, porque así lo quiere y ha expresado el mismo alcalde de la ciudad, de su Concejalía de Cultura, del Patronato de Estudios Alhameños y de Alhama Comunicación, que son las instituciones y entidades organizadoras y colaboradoras, invitamos a todos, sean de donde sean, y se encuentren cerca de esta tierra de belleza e historia, a asistir a esta XV Velada "Alhama, Ciudad de los Romances", el próximo sábado, día 13. Les aseguro que, además de conocer la ciudad que en sí es ya motivo de visita por su monumentalidad e historia, disfrutarán de una velada muy peculiar que les agradará plenamente. de los alhameños y granadinos de siempre.

    Así, esta XV Velada «Alhama, Ciudad de los Romances» es, sobre todo, una forma de aunar nuestro sentimiento de alhameños de y para siempre, reencontrándonos con lo mejor de nuestra historia para tomar un nuevo y renovador impulso que abra nuevas y fructíferas sendas, tanto en lo material como en lo espiritual, a toda nuestra ciudad.


    ¡Alhameño!, amigo y lector, acepta nuestra invitación y, acude y participa, con tu presencia y sentimiento, en este justísimo e histórico homenaje que vamos a tributar a nuestros romances a la par que a nuestra raíces y otros romances populares de posteriores siglos hasta nuestros días, porque el recuerdo, nosotros, lo que nos hace volar hacia el futuro sin olvidar lo mejor del pasado, lo que es esencia y... de nuestro ser presente.

    Y eso, que jamás puedan decirnos, como alguien apuntó hace tiempo -por causa de cierta ingratitud y descortesía hacia los amigos por ridículas posturas y planteamientos localistas y mezquinos-, que una de las suertes del «¡Ay de mi Alhama!» era el hecho de ser de autor anónimo, ya que de haberse sabido el nombre del mismo y de ser éste español, hubiésemos llegado a minimizar el romance por no destacar a nuestro compatriota.



    Alhama, noble y agradecida

    Por ello, desde aquí, desde la Alhama noble y agradecida, le enviamos a este autor, allí donde se encuentre, comenzando por el propio espíritu que dejó impregnado en su romance, nuestro reconocimiento y gratitud imperecedera, haciéndolo en nombre de los alhameños y granadinos de siempre.

    Así, esta XVVelada «Alhama, Ciudad de losRomances» es, sobre todo, una forma de aunar nuestro sentimiento de alhameños de y para siempre, reencontrándonos con lo mejor de nuestra historia para tomar un nuevo y renovador impulso que abra nuevas y fructíferas sendas, tanto en lomaterial como en lo espiritual, a toda nuestra ciudad.

    ¡Alhameño!, amigo y lector, acepta nuestra invitación y, acude y participa, con tu presencia y sentimiento, en este justísimo e histórico homenaje que vamos a tributar a nuestros romances a la par que a nuestra raíces y otros romances populares de posteriores siglos hasta nuestros días, porque el recuerdo, nosotros, lo que nos hace volar hacia el futuro sin olvidar lo mejor del pasado, lo que es esencia y... de nuestro ser presente.

    (*) ANGRÉS GARCÍA MALDONADO ES PRESIDENTE DEL PATRONATO DE ESTUDIOS ALHAMEÑOS Y ACADÉMICO CORRESPONDIENTE DE LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE GRANADA

         
      Información relacionada.

     
      Acceder al libro "HISTORIA DE LOS VANDOS ZEGRIES, DE LOS ZEGRIES Y ABENCERRAGES..." de  Ginés Pérez de Hita, en cuyas páginas 229 y 233 se pueden leer posiblemente las primeras versiones escritas de los romances fronterizos AY DE MI ALHAMA (pág. 229) y MORO ALCAIDE (pág. 233)  
         

    Nota: Este artículo se publicó en las páginas de Opinión de IDEAL correspondiente al miércoles, 10 de agosto de 2011.

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad