La psicóloga Vanesa Ruiz aconseja sobre la cuarentena y se pone desinteresadamente al servicio de nuestros lectores

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2020_consulta_psicologica.jpg

    Nos hace recomendaciones de cómo afrontar estos días de la mejor manera, y se ofrece a atender gratuitamente las consultas telefónicas que se le quieran realizar.

     La psicóloga alhameña Vanesa Ruíz Pinos ha querido colaborar con todos los lectores de alhama.com, ofreciendo una serie de consejos para afrontar de la mejor manera posible esta situación a la que nos enfrentamos, y que nos resulta totalmente desconocida.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2017_mujer_empresa_x_8marzo2017_005.jpgVanesa en su intervención en 'Mujer y Empresa' 2017

    ¿Qué tipo de recomendaciones podríamos tener en cuenta para una buena gestión psicológica durante la cuarentena?

     A lo largo de estos días, tenemos mucha información sobre cómo llevar mejor el confinamiento, me gustaría hablar hoy sobre la PLANIFICACIÓN y la importancia de algunas RUTINAS.
    Uno de los puntos que mayor importancia solemos dar los profesionales de la Psicología, es al ámbito de la planificación, en todos los contextos, ya no solo en estas circunstancias en las que nos encontramos inmersos. Ya que siendo conscientes de cuál es nuestro objetivo y detallándolo y teniendo el máximo de información sobre cómo nos gustaría conseguirlo es más fácil lograrlo.

     Según el Colegio de Psicólogos de Madrid es importante planificar la nueva situación ya que nuestra vida va a cambiar sustancialmente, por lo que sería conveniente seguir algunas pautas como:
    Modificar nuestras rutinas y, por lo tanto, hemos de organizar bien lo que podemos hacer, cuándo y cómo hacerlo.
    Pensar en actividades para realizar solo, si es el caso, o en compañía.
    Pensar en todo lo relacionado que necesites en alimentación y otros productos para salir las menos veces posibles. Anotarlo y no dejarlo a la improvisación.
    Procurar escribir todas las ideas que se te ocurran para estar tiempo en casa sin salir.
    Organizar alguna actividad para que todos opinemos, en su caso, es una manera de que todos nos sintamos responsables.
    Respetar espacios y tiempos diferenciados, así como necesidades específicas es imprescindible.
    Escribir nuestras pautas y podemos dibujar una especie de horario que estará visible para todos y podrá modificarse con el acuerdo de quienes compartís la experiencia.

     Cuando intentemos poner en marcha nuestra planificación, sería más acertado escribir qué tareas tenemos asignadas, ya que así sería más fácil evitar tener muchas directrices posibles y no atajarlas completamente, es decir podríamos cometer el error de comenzar muchas tareas y no acabarlas, y eso podría ser contraproducente ya que eso nos podría dar la sensación de incompetencia y a su vez generarnos síntomas de estrés, ansiedad, depresión, bloqueos mentales… Así que una buena pregunta puede ser, “¿qué podría hacer hoy?” ..., lo escribimos y vamos anotando nuestras ideas, intentando que sea algo realista y se pueda hacer.

     
    Podríamos comenzar por llevar una rutina diferenciada, durante la semana tener unas tareas asignadas y los fines de semana otras distintas, ya que si todos los días son “iguales” nos podemos saturar y dejar las cosas para el último momento, generando distorsiones y respuestas ansiosas con mayor facilidad

     

     Algo importante y que podría marcar la diferencia es tener una rutina de higiene y arreglo personal, hay aspectos que quizá pensemos que no tienen importancia para obtener el resultado final, podríamos tener pensamiento negativistas o sesgados del tipo “total, vamos a estar en casa, me quedo en pijama”, esto psicológicamente nos puede llevar a ser más inactivos por la asociación mental con la que relacionamos el pijama. Además, pequeños detalles nos ayudarían a dar normalidad a nuestro día a día, vestirnos como si fuéramos a trabajar habitualmente, o arreglarnos un poco más, perfumarnos…, ya que esos detalles hacen que a lo largo del día o en el mismo contexto de la casa, tengamos situaciones diferenciadas (momento de trabajar, tiempo para hacer ejercicio, momento para descansar y ver la televisión, ponerme el pijama para dormir….), de esta manera el día se vería más organizado y se nos haría menos larga la estancia en casa, y a la vez nos podríamos sentir más motivados y predispuestos a afrontar situaciones con energía .

     
    Otra recomendación podría ser el plantearnos el día según la tarea que estemos realizando en el momento actual, el ser más consciente del “aquí y ahora”, el vivir el presente. Evitando pensamientos intrusivos de anticipación e instalándonos en el futuro, ya que eso no ayuda y nos podría poner más nerviosos

     

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2014_vanesa_ruiz_28042014_04.jpgVanesa impartiendo uno de sus cursos en 2014

     Otra recomendación podría ser el plantearnos el día según la tarea que estemos realizando en el momento actual, el ser más consciente del “aquí y ahora”, el vivir el presente. Evitando pensamientos intrusivos de anticipación e instalándonos en el futuro, ya que eso no ayuda y nos podría poner más nerviosos. Si me descubro pensando “y si sucede esto…”, mi autoinstrucción podría ser del tipo “cuando sea el momento, ya me ocuparé si es necesario”, y si presentamos síntomas de ansiedad podemos combatirlos mediante técnicas de respiración y relajación, hay mucho material en internet del que podemos hacer uso, muchas de ellas técnicas guiadas en las que se va exponiendo los pasos a seguir.

     En cursos y talleres que se imparten y cómo no, en la consulta, hablo muchas veces sobre “La regla de los tres 8”, se trata de llevar un horario compensado, dividiendo nuestro día de tal manera que dispongamos de 8 horas para ser productivo, 8 horas para el ocio y tiempo dedicado a mi persona, y 8 horas para dormir y recuperar energía. Cuando hablo de esta división horaria, nos solemos sorprender o reír porque las 8 horas de ocio no se respetan, y me comentáis que “gracias si se saca algún tiempo personal y cuando mucho serían un par de horas…”, y a la vez estamos de acuerdo que con el tiempo productivo nos excedemos. Quizá ahora sea un momento de aprovechar la situación, y por fin, comenzar una rutina que perdure.

     Personalmente, no me cabe duda que vamos a salir reforzados de esta circunstancia, ¿qué os gustaría hacer durante este confinamiento? Con motivación, buen hacer y solidaridad entre todas las personas vamos a superar esto.

    ÁNIMO, y a por nuestras metas y objetivos.

     
    Vanesa Ruiz Pinos
    Psicóloga y Grafóloga
    Colegiada AO-07821
    Móvil: 661 76 08 74

     

    Nota de la Redacción. Informamos a nuestros lectores que, durante el tiempo de la Alerta Sanitaria, Vanesa se ha ofrecido a atender consultas no presenciales gratuitamente.

    - “El trabajo de los niños es estudiar, el colegió su empresa”.


    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.