El primer edil califica el nuevo libro de Salvador Raya sobre el Campo de Zafarraya de “riguroso estudio para el conocimiento de nuestra historia”

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_zafarraya_b14c411d0e2f569.gif

    Su prologuista, Luís Moreno, destaca que ofrece al investigador "un material de trabajo de enorme valor al tiempo que facilita el estudio de la zona" sobre la que él realizara su memoria de licenciatura a principios de los 70

    Se repartirá gratuitamente entre las familias de Zafarraya y El Almendral

    05/07/2006.- La presentación de un libro no suele ser un acto multitudinario. A veces ni siquiera despierta el interés de un grupo numeroso de personas interesadas en la temática de la publicación. Lo que sí es cierto que aquellas que asisten a este tipo de actos salen muy satisfechas por haber dedicado un tiempo a escuchar la intervención del autor acerca de las motivaciones que le han llevado a escribirlo y del contenido del mismo. Y esto fue lo que ocurrió la noche del lunes, 3 de julio, en el acto de presentación del último libro de Salvador Raya Retamero, editado por el ayuntamiento de Zafarraya, y en el que ofrece un estupendo material para conocer el origen y la historia de las poblaciones integradas en el llamando históricamente Campo de Zafarraya y más recientemente Llano de Zafarraya, o lo que es lo mismo, de las localidades de Zafarraya, Ventas de Zafarraya y El Almendral. El acto presidido por el primer edil, José Miguel Muñoz Ortigosa, contó con la presencia del prologuista, Luís Moreno Garzón, archivero-bibliotecario del ayuntamiento de Granada. 

    Recorrido previo
     

    b_580_900_16777215_10_images_stories_zafarraya_presentacion_libro_salvador01.gif

    Antes de la presentación tanto el autor como el prologuista, acompañados de sus respectivas esposas, y del alcalde zafarrayero, tuvieron la oportunidad de realizar un breve recorrido para visitar los principales monumentos. Todos juntos se dirigieron hasta la iglesia vieja y desde allí a la ermita de las Tres Marías donde Mari, además de abrir la puerta de esta recoleta estancia contó la curiosa leyenda del Cristo que preside el altar mayor. Más tarde descenderían hasta las inmediaciones del templo parroquial para iniciar el recorrido de vuelta hasta el ayuntamiento no sin antes detenerse en las dos casas que aún conservan en sus fachadas sendos escudos y de la fachada de conocido en este lugar como el Molino. Ya en el ayuntamiento se dirigieron hasta el salón donde se llevaría a cabo la presentación de la publicación. En este espacio una maqueta de amplias dimensiones realizada por la Escuela Taller permite contemplar este privilegiado espacio. Varios vecinos fueron localizando los topónimos que Salvador Raya había leído, principalmente en los archivos municipales de Alhama y Zafarraya, lo que le permitió comprobar cómo “después de poco más de 200 años todos se mantienen”.

     La presentación dio comienzo más tarde de lo previsto y entre los asistentes se encontraban los exalcaldes de Zafarraya, José Martín Chica y Salvador Zamora Pardo, auténtico impulsor de este libro, tal y como se recoge en la presentación del mismo. También estaba en esta sala la concejala de Cultura y el ALPE, José Antonio Castillo, además de varias decenas de vecinos  y vecinas. En primer lugar tomo la palabra el joven alcalde, José Miguel Muñoz, para agradecer la presencia del autor y del archivero. A continuación hizo una breve reseña de la producción bibliográfica de Salvador Raya para concluir refiriéndose al libro sobre el Campo de Zafarraya del que afirmó “es un riguroso estudio que recoge datos y documentos imprescindibles para el conocimiento de nuestra historia a lo largo de las cuatro centurias que abarca esta obra”.  Para finalizar manifestó su deseo de que “espero que los vecinos de Zafarraya disfruten tanto como yo en su lectura y que en ella encuentren las claves para interpretar la realidad actual del Llano de Zafarraya”. A continuación dio la palabra a Luís Moreno quien explicó sus primeros contactos con esta comarca a principios de los 70, período en el que desarrolló sobre el  Llano su memoria de licenciatura que se publicaría en 1973. Más adelante destacaría el trabajo realizado por el investigador alhameño y su esperanza de que este trabajo “llegue a conocimiento de los interesados” por lo que agradecía al ayuntamiento la iniciativa de repartir la publicación entre las familias de Zafarraya y El Almendral  “en el convencimiento de que disfrutarán con su lectura y de la visión de las ilustraciones que incorpora”.

    Salvador conversa con el alcalde y unos vecinos de Zafarraya

     Por su parte, el autor apoyado en unas pocas anotaciones de las que apenas hizo uso, expuso de manera brillante el contenido del libro con el que espera “llenar un hueco para que todos los habitantes de las tres poblaciones del Llano puedan conocer mejor sus orígenes”. A continuación explicaría la inclusión en el título del topónimo Campo de Zafarraya pues “ha sido el más longevo, concretamente desde el siglo XV hasta finales del XIX” que sería desplazado en el XX por el más utilizado actualmente de Llano de Zafarraya. Así mismo destacó uno de los aspectos más llamativos de esta zona como es el caso de que durante centurias la dehesa fuese compartida entre las poblaciones de Vélez-Málaga y Alhama de Granada, y cuya riqueza de pastos la hicieran objeto de litigios que se inician en 1506 cuando el Conde de Tendilla quiere apropiársela. Ello daría lugar a curiosos documentos como la “carta del Rey Chiquito” que Salvador Raya ha localizado en el ayuntamiento de Alhama con la que se pretendía justificar la pertenencia de este territorio al de Alhama y que el autor por distintas razones no duda en calificar como apócrifa. 

     Así mismo, señaló que tras la exposición geográfica y avatares históricos la publicación recoge a partir de su página 115 los documentos más importantes utilizados en la investigación y que permiten establecer que fue en 1795 cuando comienza la historia de Zafarraya con el asentamiento de los primeros pobladores en la dehesa procedentes principalmente de las poblaciones limítrofes. El apéndice documental incluye, además de la supuesta carta del rey Boabdil, distintas ordenanzas de 1534 y 1575, el proceso y sentencias del contencioso de Alhama contra Vélez, el documento de erección de la iglesia parroquial, el escrito de protesta que eleva el ayuntamiento de Zafarraya al Ministro de Gobernación en 1872 y el informe sobre los efectos de los terremotos ocurridos en diciembre de 1884, que en opinión del prologuista “ofrecen al investigador un material de trabajo de enorme valor al ahorrarle la búsqueda y selección de estos documentos y, al mismo tiempo, facilitándoles su estudio de forma cómoda”. Así mismo, dedica un capítulo a las descripciones que del campo de Zafarraya  realizaron catorce viajeros que atravesaron este territorio a lo largo de las cuatro centurias, varias leyendas y un repertorio fotográfico. El libro de 210 páginas está ilustrado con dibujos y fotografías de Juan Manuel Gómez Segade, Luís Moreno Garzón, Rafael Gallardo y Manuel Ortíz.

    El alcalde da la bienvenida a los asistentes

     Palabras del alcalde de Zafarraya, José Miguel Muñoz Ortigosa, en el acto de presentación del libro “El Campo de Zafarraya (1484-1884)"

    En primer lugar quiero agradecer la presencia de D. Salvador Raya Retamero autor del libro que hoy presentamos, a D. Luís Moreno Garzón, hasta hace poco Director del

    Archivo Histórico de Granada, que también nos acompaña y a todos los presentes.

    Especialmente a Salvador Zamora que siendo Alcalde tuvo la sensibilidad necesaria para aprovechar la oportunidad que se le presentaba contribuyendo así a la edición de un nuevo libro sobre la historia de Zafarraya.

    Salvador Raya Retamero, es Doctor en Historia y miembro del Grupo de Investigación “Antropología y Filosofía” de la Universidad de Granada.
    Es autor de innumerables obras, y estudios, muchos relacionados con las poblaciones de la comarca de en donde nos encontramos. Tales son:
    - Los privilegios reales concedidos a la ciudad de Alhama (1991).
    - Catastro de Ensenada. (1997).
    - Colección de documentos para la historia de Arenas, Játar y Alhama de Granada s. XV-XVIII (1999).
    - Documentos para la Historia de la Alambra y el Palacio de Carlos V (2001).
    - Breve historia de Alhama de Granada (2001).
    - La ciudad de Alhama de Granada y sus Alquerías (Arenas, Cacín, Fornes, Játar y Jayena) s. XV-XVIII (2001).
    - Andalucía en 1599 vista por Diego Cuelbis (2002).

    b_580_900_16777215_10_images_stories_reproducciones_zafarrayaportada_libro_salvador.gif

    El libro que hoy presentamos, “El campo de Zafarraya (1484-1884). Génesis, repartimiento y nuevas poblaciones” es un riguroso estudio que recoge datos y documentos imprescindibles para el conocimiento de nuestra historia a lo largo de las cuatro centurias que abarca esta obra.

    Da cuenta de los 400 años de disputas entre las ciudades de Alhama de Granada y Vélez Málaga por el dominio de la Dehesa de Zafarraya, disputas en las que entrará además del Conde de Tendillas y la Hacienda Real. Disputas que tras la repartición se producirán entre Alhama y los nuevos pobladores del Llano.
    Apuntar sólo que aún siendo un libro de consulta y de estudio con inclusión de amplia documentación, su lectura es fluida y amena. Por ello espero que los vecinos de Zafarraya disfruten tanto como yo en su lectura y que en ella encuentren las claves para interpretar la realidad actual del Llano de Zafarraya.

    Unas vecinas hojean el libro, tras la presentación

    Presentación de Luís Moreno Garzón. Archivero-bibliotecario del Excelentísimo Ayuntamiento de Granada

    Ilustrísimas autoridades y vecinas y vecinos del Campo de Zafarraya:

    Remontarse a trabajos de juventud para justificar mi presencia en la presentación de este libro causan en mi ánimo efectos muy gratificantes pues me traen a la memoria unos años de ilusión, en los que trabajaba para hacer la memoria de licenciatura sobre un tema sugerido por el Catedrático de Geografía de la Universidad de Granada, D. Eusebio García Manrique, que, partiendo de dos estudios geológicos publicados pocos años antes, piensa que el Campo o el Llano de Zafarraya, en el que hay varios asentamientos estables, se merece un estudio más completo, en especial la relación del hombre en este medio tan particular. Este trabajo vio la luz en la ya lejana fecha de 1973, es decir hace 33 años.

    Por otra parte me llena de satisfacción el ver que un trabajo que por definición está encaminado a introducir al investigador en la búsqueda de los documentos en los diferentes archivos en los que éstos se encuentran, además de desarrollar otras técnicas de trabajo de campo y apoyo fotográfico, ha servido para que, con posterioridad se realicen otras publicaciones de las que, sin duda, ustedes no solo han tenido conocimiento sino que las han leído con atención al estar interesados en una historia más detallada de estos municipios, y que han venido a rellenar las numerosas lagunas o aspectos no tratados en el trabajo propio.

    Todos ellos no hacen sino recordar aquellos agradables años en los que aprovechando los días que me dejaba libre la docencia podía desplazarme a Zafarraya y Ventas de Zafarraya para trabajar en el “Archivo Municipal” buscando documentos referentes a su historia y los datos de los padrones de habitantes, así como patear el terreno para recabar información “in situ” y poder realizar fotografías que ilustrasen el trabajo en realización.

    Afortunadamente no hay obra perfecta o acabada, y menos si es de principiante, por lo que me llena de satisfacción ver que aquel trabajo fue germen de otras “historias locales” y en especial la de SALVADOR RAYA RETAMERO que titula “El Campo de Zafarraya (1484-1884). Génesis, repartimiento y nuevas poblaciones” con la que él cierra un periodo de investigación, pero cuyo contenido -no me cabe la menor duda- va a dar pie a nuevos estudios locales por la abundancia de datos que ofrece en los campos más diversos, lo que refleja el esfuerzo por tratar todos los temas de interés para los habitantes del Llano.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_zafarraya_presentacion_libro_salvador02.gif

    A este respecto me tomo la libertad de reproducir el párrafo del prólogo en el que digo:

    “Salvador Raya, después de sus publicaciones sobre Alhama, piensa que sería interesante dar a conocer el documento que recoge El Repartimiento de Zafarraya acompañado del correspondiente comentario, y lo que iba a ser un artículo para una revista de investigación empieza a aumentar en contenido, al encontrar nueva documentación tanto textual como gráfica, que le lleva al libro que tenemos delante y que sería más extenso si no fuera por el compromiso de fechas y volumen contraído con el Ilmo. Ayuntamiento de Zafarraya “.

    No creo que sea necesario extenderme sobre el autor del libro por ser muy conocido a través de sus múltiples publicaciones sobre esta zona y la de Alhama con la cual está íntimamente unida, y ha tenido la habilidad de acompañar la transcripción del repartimiento y de la aportación de documentos hasta ahora desconocidos con un abundante material gráfico. Así, de entrada, nos encontramos con una cubierta en la que podemos ver el llano y el Boquete y un típico cortijo de la zona y, en su interior, son numerosísimas las fotografías y dibujos sobre los aspectos más variados y que responden a los temas que ha desarrollado, prueba de ello es el detallado índice que nos pone de manifiesto lo anteriormente manifestado. El mismo nos hablará de la génesis con sus anécdotas y de la “dulce” espera hasta ver el libro en sus manos.

    La maestra alhameña Dª Casilda con sus alumnas de Zafarraya (principios del s. XX)

    No quiero alargarme más destacando aspectos que están a la vista de todos pero sí quiero insistir que si bien el investigador disfruta con su trabajo, sin embargo es fundamental que el fruto de su labor llegue a conocimiento de los interesados y por ello doy las gracias al Excmo. Ayuntamiento de Zafarraya porque la Corporación haya acordado la edición de este libro para repartirlo entre los vecinos de Zafarraya y El Almendral, en el convencimiento de que disfrutarán con su lectura y de la visión de las ilustraciones que incorpora.

    Para todos ellos mi enhorabuena. Muchas gracias.

    Zafarraya, 3 de julio de 2006
     
    Asistentes al acto



    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.