Caminando con la luna llena, y van siete; crónica de un guía de cola



Como cada año y fieles a nuestra cita, colaboramos los senderistas con las actividades de nuestro verano cultural.

Luna llena, invisibles son los hilos que manejas. Ruta nocturna de agosto del 16

 Entrando al camino que nos desviaba del que baja hacia la cortijada de Torresolana, ella, la luna, nos envolvió en ese halo al que cantaba Víctor Manuel en su hermosa canción de principios de los ochenta del pasado siglo a la luna de luz plateada que inundaba los campos hasta el infinito.

Caminando con la luna, poema fusionado con unas botas


 “Luna, silenciosa, que todo lo ves, todo lo sabes, no dices nada, todo lo reservas, no eres embustera. Bajo tus rayos mi alma se vuelve poeta, me guías al romance y me dejas quieta, para recibir el beso de una quimera”.

La 'V Ruta nocturna' tuvo una gran participación



 El pasado viernes ocho de agosto se realizó la quinta ruta nocturna, con la participación 131 senderistas de todas las edades, lo que la convirtió en la más participativa de las que se han realizado.

La noche de la cuarta luna



 Ya teníamos ganas, ya; de calzarnos nuestras botas y colgarnos nuestras mochilas, en esa noche que es mágica, cuando nuestro club colabora con nuestro ayuntamiento en las actividades del verano cultural.

La “verea” de las botas mojadas



El pasado verano el del año 2012, en una de esas mañana tediosas de calor sofocante, mi primo Moisés Uriarte Eizaguirre , vasco de nacimiento, como podéis comprobar por sus apellidos, aunque ya lleva entre los jameños, en sus veranos casi treinta años visitándonos, con lo cual ya es jameño pero veraniego, claro y por supuesto un servidor, dispusimos partir hacia el paraje de La Resinera para aventurarnos por el cauce de un rio con un nombre que sabe a humor castizo y que siempre en ese recorrido quisimos saber el porqué de llamarse Río Cebollón, posiblemente se refiera dicho nombre a la cantidad de plantas, parecidas a los bulbos de las cebollas que crecen a lo largo de su serpenteante vereda que se sigue a la izquierda de su cauce en dirección hacia su nacimiento.

La penúltima, a golpe de herradura



 Los caminos, siempre son reservas de recuerdos, para atravesar la Sierra de Enmedio, la de Játar hasta Competa (www.competa.es),  solo tienes que dejarte llevar, el sendero te va dejando el sabor de los auténticos caminos de antaño, aquellos que siempre estaban, fuere la época que fuere, llenos de personas que se buscaban la vida a través de estas sierras con su ganado y sus cabalgaduras, siempre repletas de productos que se comercializaban o se cambiaban de una zona a otra.

La Maroma desde Sedella, la reina de las subidas



 Somos coleccionistas de subidas a la Maroma, nuestra cima emblemática la que nos impulsa al esfuerzo físico y mental más personal y también de grupo.

Encuentro de imágenes, caminos y personas



 Cuando queremos podemos, ese es el eslogan que está de moda, la crisis tiene mucho que ver en esto, porque hay que sacar todo lo bueno que tenemos y lanzadlo a los cuatro vientos, y despertar.