Sé que te ha salido del corazón

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_08.jpg

     Con estas palabras el párroco de Alhama, Enrique Ángel Martín, felicitaba a Francisco Palacios tras pronunciar la exaltación a de la Virgen de las Angustias, que en este 2014 hacía la décimo segunda.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_07.jpg

      El acto lo iniciaba el pasado viernes, 4 de abril, el Hermano Mayor, Celedonio García Bautista, que como él mismo indicaba era su primera en el cargo, y para el que era un honor presentar “al abuelo”, como cariñosamente le dicen a Paco Palacios, cosa que le emocionaba.

     Tras sus palabras, la coral, dirigida por Maribel Hinojosa, interpretó varias composiciones, acompañándose en una de ellas por el cuarteto de cuerda de la EMAG (Escuela de Música de Alhama de Granada), para dar paso a continuación al presentador de la exaltación, Andrés García Maldonado, quien tuvo emotivas palabras de cariño para Francisco Palacios, recordando desde cuando era su entrenador en los primeros equipos de fútbol que se ponían en marcha en Alhama, encontrándolo siempre para cualquier cosa que necesitó de él, y una labor de toda una vida dedicada a hacer todo lo que ha podido, y mucho más, por esta querida tierra, recibiéndolo con el más caloroso aplauso y el mejor de los cariños.

     Paco, en el inicio de su intervención agradeció las palabras que le habían dedicado y el cariño que le han demostrado siempre a lo largo de su vida, sintiéndose satisfecho de estar  haciendo este ofrecimiento. Paco, que está delicado de salud, dijo que por la fatiga que le produce el hablar sería su hija, Carmen Lina, la que leería la exaltación. Un Paco emocionado y fatigado, pero lleno de vida y de vivencias, desgranó a través de su historia, en relación a la Virgen, todo lo que le había supuesto el haber sido guiado en su vida por la Virgen de las Angustias, en la voz prestada de Carmen Lina.

     Un caluroso aplauso inundó el recinto religioso tras la lectura de la exaltación, mientras el Hermano Mayor, Celedonio García, le hacía entrega de una placa, recuerdo del acto, y de un ramo de flores para su mujer, mientras Paco recibía la felicitación del Párroco y de los presentes.

     Cerró el acto el himno a la Virgen de las Angustias interpretado por la coral Ciudad de Alhama acompañada del cuarteto de la EMAG.

    En el siguiente vídeo está el acto completo

    Estructura del acto y recogido en este vídeo.
    I.- Apertura del acto por Celedonio García Bautista, Hermano Mayor de la Hermandad del Santísimo Sacramento y Nuestra Señora de las Angustias. (2 minutos).
    II.- Actuación de la Coral "Ciudad de Alhama", con la dirección de Maribel Hinojosa Arias. (8 minutos).
    - In nomine Patris (Manuel de Falla).
    - Virgen bendita sin par (Pedro de Escobar).
    - Pater, in manus tuas (J. García Román).
    - Coral de la cantata 147 (J. S. Bach), con la colaboración del cuarteto de la EMAG.
    III.- Presentación de la exaltación por Andrés García Maldonado, Hijo Predilecto de Alhama. (7 minutos).
    IV.- Exaltación de Nuestra Señora, por Francisco Palacios Rodríguez, Alhameño del Año en 2000. (23 minutos).
    V.- Himno de la Virgen de las Angustias, por la coral "Ciudad de Alhama" y el cuarteto de la EMAG. (4 minutos).

    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_15.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_01.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_02.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_03.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_04.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_05.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_07.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_08.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_09.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_10.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_11.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_12.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_13.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_14.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_16.jpg

         
      Palabras de Francisco Palacios

     Buenas noches: Muchas gracias a todos por asistir a este acto
     Gracias Cele, Gracias Andrés, por las palabras que me habéis dedicado.
     Y a todos vosotros, por el cariño que me habéis demostrado siempre, hoy con vuestra presencia y a lo largo de toda mi vida.
     Me siento muy contento y satisfecho de poder estar aquí esta noche y poder hacer este ofrecimiento a Nuestra Virgen.
     Me gustaría ser yo el que pudiera seguir hablando, pero me fatigo, me canso, y las fuerzas ya no dan para más.
     Por eso me vais a permitir que sea mi hija, la que diga esta Exaltación a Nuestra Madre, que con tanto cariño he preparado en estos días.



    EXALTACIÓN DE LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS,
    PATRONA DE ALHAMA DE GRANADA


    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_06.jpg

     Buenas noches: señor Alcalde, jefe de la policía municipal, queridos: sacerdotes, hermano mayor, junta directiva de la hermandad, presidente del patronato, señores, señoras, amigos todos aquí presentes.

     Es para mí un honor y satisfacción poder estar aquí esta noche para pronunciar la Exaltación a Nuestra Patrona, La Virgen de Las Angustias y así poder, aún más si cabe, proclamar la grandeza de Nuestra Madre.

     En primer lugar agradecer a la Junta Directiva de la Hermandad de Nuestra Señora y a Andrés García Maldonado (presidente del Patronato) que se hayan acordado de mi persona, para tan alto menester y de tanta responsabilidad. Hecho éste, que aunque me asustó por su envergadura, no dejó de llenarme de orgullo y satisfacción.

     Tengo que decir que la primera reacción y contestación fue decir que “no”. No porque no tenga nada que decir a Nuestra Madre y no por falta de ganas. La única razón era, la de no estar capacitado para ello. Pero recapacitando y hablándolo con mi familia, mis hijas… decidimos que podía enfrentarme a este gran reto, valiéndome de la voz de alguna de ellas, como así está ocurriendo, ya que ni los años, ni la salud me permiten hacerlo personalmente y por supuesto con el consentimiento y aprobación de la Junta Directiva.

     Así pues, Oh Madre, quiero empezar dándote las gracias por permitirme un año más estar aquí, a tus pies. Con esfuerzo, con sufrimiento… pero rodeado de mi familia, de mis amigos, de tantas personas buenas, que… Tu Madre y tu Hijo, habéis puesto, sin yo merecerlo, en mi camino. Y pidiéndote humildemente perdón por las faltas que a lo largo de mi vida haya podido tener y por las veces, que aún sin querer, me haya apartado de Ti.

     Aunque ya en otras ocasiones se ha dicho aquí y todos lo sabemos, me vais a permitir volver a hacer referencia a aquel hecho histórico para todos nosotros, que fue la llegada de Nuestra Virgen a nuestro pueblo.

     Y es que fue ese mismo día cuando empiezan mis recuerdos y mi cariño a Nuestra Madre, día en el que Ella empezó a guiarme y acompañarme hasta el día de hoy.

     De todos es sabido que la devoción de nuestro pueblo a La Virgen de las Angustias viene de algunos siglos atrás y que era otra la Imagen que nuestros antepasados veneraban y en otro templo.

     Pero por mi corta edad y por los hechos que acaecieron posteriormente, no tengo recuerdos ni vínculos con aquella Imagen tan tristemente desaparecida.

     Pero era el día 22 de Enero de 1940. En el pueblo los niños estábamos organizados, según la edad, en distintos grupos: gastadores, flechas y pelayos. Yo era de los pelayos, los más pequeños, y a todos, grandes y pequeños nos mandaron al Ventorro Salero a recibir a La Virgen.

     Venía en una camioneta y de allí, si mal no recuerdo, iría a hombros hasta nuestra actual Iglesia Parroquial.

     Pero quiso el tiempo que se pusiese a llover y a los más pequeños nos mandaron de regreso a casa, para que no nos mojásemos. Ya no formábamos parte de aquella comitiva, aunque eso no impidió que más o menos siguiéramos acompañándola.

     Recuerdo que custodiando a Nuestra Virgen venía un soldado, Juan Guerrero, muchacho de nuestro pueblo que por entonces estaba haciendo el servicio militar. Y al ver que tanto llovía, no dudó un solo instante en coger su capote y ponérselo a La Virgen, para así protegerla y que no se mojara. Capote que según luego oí contar a las hijas de Juan, lo guardaron con gran cariño y como la más preciada de las reliquias. Tanto así, que contaban que como era una familia humilde y los recursos escaseaban en aquellos tiempos, cuando enfermaban o aquejaban de alguna dolencia, acudían al capote, para por mediación de él pedir a Nuestra Madre les ayudara a curar la enfermedad.

     Al día siguiente, 23 de Enero, Nuestra Virgen salió en procesión por las calles de nuestro pueblo y así durante muchos años Nuestra Virgen procesionaba por nuestras calles dos veces al año, el 23 de Enero y el Viernes de Dolores. Lo que ya no recuerdo bien es cuando, ni porque dejó de procesionar el 23 de Enero.

     A partir de ese día mi Fe cristiana fue creciendo, estando presente en mi quehacer diario y con fuerte devoción a mi Virgen, nuestra Virgen de Las Angustias. A la que traté de servir y acompañar en la medida que me fue posible.

     De joven, como todos los jóvenes de antes y de ahora, me gustaba llevarla a hombros, aunque tengo que decir que no las veces que yo hubiese querido, pues por mi estatura (más bien bajo) en muchas ocasiones me dejaban fuera por no equiparar con los demás.

     Lo que si he llevado, pues para eso no había problema era el farol. Todos recordareis, aunque no los más jóvenes, que la Virgen iba acompañada por cuatro faroles, custodiándola en las cuatro esquinas del Trono. Y durante muchos años allí estábamos: Enrique Sánchez, mi buen amigo Pepe Zamora y yo dispuestos a llevarlos y así acompañar a Nuestra Virgen en todo su recorrido.

     Al igual que ahora, cada vez que Nuestra Virgen salía en procesión, tratábamos de hacerla lo más hermosa posible, en cada ocasión según las posibilidades del momento, pero siempre La Virgen ha ido acompañada por una banda de música. En muchas ocasiones vinieron los niños del Ave María, otra vez la banda de Tambores y Cornetas de la Guardia Civil y siempre que en nuestro pueblo hemos tenido Banda de Música, han sido nuestros paisanos los encargados de acompañarla.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_09.jpg

     Soy hermano de Nuestra Hermandad desde el año 1953, no es que tenga tan buena memoria para recordar el año, es que me gusta y tengo por costumbre guardar todos los papeles que considero importantes o significantes y claro, también tengo guardados todos los recibos.

     En estos últimos años formé parte de la Junta Directiva, como tesorero de la misma, pero el cargo es lo que menos importa, lo importante es que trabajé intentando hacerlo lo mejor posible o al menos lo mejor que sabía, para ayudar en todo cuanto estuviera en mis manos y así estar al servicio de la Hermandad y sobre todo de Nuestra Virgen, Nuestra Madre.

     Y no puedo negar mi gran satisfacción en los logros que hemos alcanzado en esos años, entre ellos el Trono y el Manto de nuestra Virgen de las Angustias. Logros, que por otra parte no hubiesen sido posibles, si no es por el trabajo de muchos, por la participación y colaboración de todos unidos: junta, hermanos y cualquier persona que altruistamente haya querido colaborar.

     Y desde aquí vaya mi agradecimiento a todas aquellas personas que tan amablemente han colaborado.

     Y así también agradecer a todos quienes formaron parte de la hermandad desde su fundación hasta los días de hoy, por aportar cada uno su granito de arena, para que así, poquito a poco hoy seamos lo que somos, una hermandad altamente consolidada, como lo demuestra la reciente incorporación de la Imagen del Nazareno, Imagen que saldrá en procesión el próximo miércoles Santo y así hacer más grande y solemne nuestra Semana Santa.

     Y a los que forman hoy nuestra Hermandad, junta directiva y hermanos, decirles que no se cansen nunca de trabajar, que lo hagan con ilusión y alegría, siendo lo que somos, todos hermanos, unidos para trabajar no por un fin cualquiera, sino trabajar para engrandecer a Nuestra Señora, Nuestra Madre, La Madre de Dios, Nuestra Virgen de Las Angustias, porque Ella Todo lo merece.
    Y unas palabras de agradecimiento a mi mujer, porque gracias a su comprensión y apoyo yo he podido estar tanto tiempo al servicio de la Hermandad y a mi nieto y nietas que tantas veces me ayudaron a hacer las listas de los hermanos o a cualquier otra cosa que les pidiera.

    ¿Quién es La Virgen María?

     Es la mujer que escogió Dios para ser la Madre de Nuestro Salvador Jesucristo y Madre Nuestra.

     Dios pensó en la mujer más buena y hermosa que jamás haya existido: María.

     María era una muchacha humilde, bondadosa y sobre todo vivía muy cerca de Dios. Dedicaba mucho tiempo a rezar y había prometido a Dios servirlo y amarlo durante toda su vida.

     María conoció a José, un hombre también muy bueno, humilde y bondadoso. Se iban a casar, pero aún no lo habían hecho, cuando un día, mientras María estaba rezando se le apareció un ángel, el Arcángel Gabriel y le dijo: “Dios te salve, llena eres de gracia, el Señor es contigo y bendita eres entre todas las mujeres”

     No temas María, has hallado gracia delante de Dios y concebirás en tu seno y darás a luz un hijo a quien pondrás por nombre Jesús.

     ¿y que hizo María? pues con toda humildad dijo que Si al ángel con estas palabras: “he aquí la esclava del Señor, hágase en mí según Tu palabra”

     Que grande y que hermoso fue este momento para la humanidad. Dios se hacía hombre y para eso tenía que nacer de una mujer y una mujer decía Si a Dios con total naturalidad y sencillez.
    María no pensó si lo que Dios le proponía iba a ser difícil, si le iba a traer problemas, sufrimiento… solo dijo un SI generoso a Dios.

     María nos enseñó con su ejemplo como deberíamos nosotros responder ante cualquier llamada, en vez de dar tantas vueltas, poner excusas o ver tantos inconvenientes.

     María, ejemplo a seguir como mujer y como madre.

     María nos enseña a tener Fe y confiar en Dios.

     María nos enseña que no hay trabajo, misión, tarea a emprender que sea difícil si tenemos a Dios a nuestro lado y confiamos en Él y si la tenemos a Ella como compañera de viaje que nos guía, nos ilumina y nos cuida.

     María, Madre de Jesús, Madre de Dios y Madre nuestra. Que gran regalo nos hizo Jesús. Que gran regalo nos hizo Dios.

     María representada en muchas advocaciones, y para nosotros, con mucha fuerza representada en la Imagen de la Virgen de Las Angustias, Patrona de nuestro pueblo y de todos los Alhameños.
    Ella, nuestra Madre, cuida de nosotros, vela nuestro sueño, nos escucha cuando a Ella acudimos, consuelo de nuestros sufrimientos…

     En unos días, estos Alhameños, tus hijos, te pasearan por las calles de nuestro pueblo, te rodearan de flores, te pondrán las mejores galas, tirarán cohetes en tu honor, te dirán vivas y alegrías y te llevarán a hombros orgullosos de verte entre la multitud que te aclama.

     Pero no queremos que todo quede ahí, en flor de un día que se marchita, queremos que te alegres con nuestras alegrías, pero sobre todo Madre, yo hoy te pido que escuches el corazón de cada uno de nosotros, que escuches nuestra plegaria, que veas y sientas las miradas de cada uno de nosotros, miradas que serán de súplica, de resignación, de agradecimiento… pero sobre todo miradas de un hijo a su madre, que sabe que nadie como Ella lo escuchará y lo protegerá.

     Y que perdones las faltas de estos tus hijos, que no somos perfectos, pero que te queremos, aunque no siempre lo demostremos.

     Y que tu Manto nos cubra y nos libre allá donde quiera que estemos, allá donde quiera que un hijo tuyo se encuentre, sea en nuestra Alhama, en Granada, Sevilla, Barcelona… o cualquier rincón del mundo.

     Y para terminar agradecer al Cuarteto de la Escuela de música y a la Coral que estén aquí esta noche acompañándome, para con sus cantos hacer más grande y hermosa esta Exaltación y hacerme partícipe con ellos (pues tantas veces lo fui) para ofrecértelos con cariño, con humildad, siendo cada uno de nuestros cantos una oración con la cual te alabamos, te damos gracias y pedimos tu bendición.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_exaltacion_04042014_14.jpg

    VIVA LA MADRE DE DIOS
    VIVA NUESTRA MADRE
    VIVA LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS.

    Alhama de Granada; 4 de abril de 2014
     
         

    Exaltaciones de la Virgen
    2003 - I - Andrés García Maldonado.
    2004 - II - Juan Aniceto Sánchez Raya.
    2005 - III - Juan Castro Valladares.
    2006 - IV - Manuel Juan García Ruiz.
    2007 - V - Chencha Serrano del Pino.
    2008 - VI - Antonio Larios Ramos.
    2009 - VII - Antonio Ramos Espejo.
    2010 - VIII - Antonia Calvo Moles.
    2011 - IX - Marina Arrebola Altea.
    2012 - X - Luis Hinojosa Delgado.
    2013 - XI - Sor Clara Vinuesa, en nombre de las Clarisas.
    2014 - XII - Francisco Palacios Rodríguez

    b_580_900_16777215_10_images_stories_religion_semana_santa_2014.jpg
    Otras actividades religiosas
    Del lunes 7 al jueves 10 de abril, a las 20:30 h. Quinario.
    Viernes 11 de abril: 12 h. Misa solemne.
    Viernes 11 de abril: 20 h. Procesión, con el siguiente recorrido; Iglesia del Carmen, Carrera, Baja Iglesia, Plaza de los Presos, Alta Iglesia, Castillo, Adarve Remedios, Académico Hinojosa, Plaza Constitución, Calle Alta, Puente Rufino, San Diego, Calle Enciso, Calle Salmerones e Iglesia del Carmen.
    Miércoles 16 de abril: Nuestro Padre Jesús Nazareno, salida procesional 8 de la tarde.
    Viernes 18 de abril: Vía Crucis, salida procesional, 10 de la noche.
    Domingo 22 de junio: Festividad del Corpus Christi.


    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad


    Exaltaciones de la Virgen
    *
    2021- XVIII - 
    2020 - No se hace por la cuarentena del coronavirus
    2019 - XVII - Juan Manuel Castro Sánchez. 5/4/2019
    2018 - XVI - Pilar Espejo Calvo. 16/3/2018
    2017 - XV - Mari Carmen Martínez Jiménez. 31/3/2017
    2016 - XIV - Antonio Robles Ordóñez. 11/3/2016
    2015 - XIII - Miguel Martín Ruiz. 2015
    2014 - XII - Francisco Palacios Rodríguez. 4/4/2014
    2013 - XI - Sor Clara Vinuesa, por las Hnas. Clarisas. 2013
    2012 - X - Luis Hinojosa Delgado. 2012
    2011 - IX - Marina Arrebola Altea. 2011
    2010 - VIII - Antonia Calvo Moles. 2010
    2009 - VII - Antonio Ramos Espejo. 2009
    2008 - VI - Antonio Larios Ramos. 2008
    2007 - V - Chencha Serrano del Pino. 2007
    2006 - IV - Manuel Juan García Ruiz. 2006
    2005 - III - Juan Castro Valladares. Marzo/2005
    2004 - II - Juan Aniceto Sánchez Raya. 2004
    2003 - I - Andrés García Maldonado. 2003

     
    Horario de las Clarisas

    Monasterio de la Inmaculada
    C/ San Diego, 22
    18120 Alhama de Granada (Granada)
    Teléfono: 958 350 207

     

     
    Himno de la Virgen de las Angustias de Alhama



    Al despertar, la primavera
    vengo a tus plantas, madre querida
    a consolar, tus penas si pudiera
    con el aliento, de mi fe dormida.

    Llena mi alma, con la ilusión
    que mi cariño no quede solo en flores,
    iluminando tú mi corazón 
    en el amor, amor de los amores.

    Caminaré, junto a tu lado
    con la ilusión, de hijo que no olvida
    el sacrificio, del tuyo consumado
    que nos ofrece, esperanza y vida.

    Reina del Cielo, vida y dulzura
    amparo, guía, salud del pescador
    que por la gracia, que en ti perdura
    nunca me aparte de mi Señor.

    Bajo tu manto, quiero vivir
    y en un abrazo, tuyo morir
    bajo tu manto, quiero vivir 
    y en un abrazo, tuyo morir

    Salve, salve, madre de amor
    virgen querida ruega por nos
    salve, salve, madre de amor
    aquí te dejo mi corazón

    Bajo tu manto, quiero vivir
    y en un abrazo, tuyo morir
    bajo tu manto, quiero vivir 
    y en un abrazo, tuyo morir

    Al despertar, la primavera
    vengo a tus plantas, madre querida
    a consolar, tus penas si pudiera
    con el aliento, de mi fe dormida.

    Llena mi alma, con la ilusión
    que mi cariño no quede solo en flores,
    iluminando tú mi corazón 
    en el amor, amor de los amores
    Amores.

    Aquí lo puedes escuchar


     


    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.