El doctor Ortiz Ramos, un adelantado de la psiquiatría

    Publicidad

    Final publicidad



    Este eminente científico alhameño, introdujo revolucionarias técnicas, como el electroshock o la cirugía aplicada a las enfermedades mentales, ahora una biografía recupera la labor de Pedro Ortiz. (en la imagen el doctor en los años setenta)

           
       
    BIOGRAFÍA

    Nacimiento. Pedro Ortiz Ramos nació en Alhama de Granada en 1903.

    Estudios. En Granada estudió Medicina, con 22 matrículas en su expediente y premio extraordinario de licenciatura.

    Traslado a Málaga. En 1927 aprueba la oposición para médico del Hospital Civil. Continúa sus estudios en estancias en París y Alemania, desde donde trae a España uno de los primeros aparatos de electroshock, en 1941.

    Trayectoria profesional. Médico en el Hospital Civil, director del Manicomio Provincial, fundador y director de la Clínica de Reposo Los Ángeles.

    Trayectoria académica. Fue profesor de la Escuela de Enfermería. También fue uno de los fundadores de la Sociedad Española de Psiquiatría, de la que fue elegido presidente en mayo de 1967.

    Calle. El doctor Ortiz Ramos falleció el 26 de mayo de 1977. El año pasado se dio su nombre una calle en Málaga, en la ampliación de Teatinos.
     
           
    Hoy están desterradas de la práctica médica, pero en su día fueron toda una revolución. Los tratamientos con terapias eléctricas o electroshock o la leucotomía -la sección quirúrgica de fibras nerviosas del cerebro- fueron en su día todo un avance científico que en España en general y en Málaga en particular llegaron de la mano de un eminente científico, natural de Alhama de Granada pero que desarrolló toda su labor profesional en Málaga.

    Su vida y obra quedan ahora recuperadas gracias a la investigación realizada por María Jesús Pérez Ortiz, que mañana jueves, 28 de octubre, presentó en Ámbito Cultural de El Corte Inglés 'Dr. Pedro Ortiz Ramos. Aproximación histórica a su vida y obra' (Grupo Editorial 33). Un acercamiento científico, pero también emocional -la autora es sobrina de Ortiz Ramos- que descubre aspectos inéditos de su vida, de su labor médica en Málaga, de sus últimos años y de algunas cuestiones pendientes, como el centro para enfermos mentales que debía levantarse en los terrenos que la familia donó a la Diputación Provincial.

    La autora señala que la obra «es un homenaje a mi tío», desaparecido el 26 de mayo de 1977. «Llevo seis o siete años investigando, visitando bibliotecas y archivos, ... era una asignatura pendiente que tenía desde hace años», afirma María Jesús Pérez, filóloga y catedrática y autora, entre otras obras, de 'Curso de didáctica de la Literatura' (1991), 'Palabra en el tiempo' y 'Crónica de tres décadas de esperanza' (2004) y 'Biografía de Juanita Reina: Un estilo, una época' (2006).

    El hilo conductor de la obra es la biografía del homenajeado, pero que la autora completa y complementa con las numerosas anécdotas, conversaciones, vivencias y recuerdos familiares.

    En el prólogo de la obra, el catedrático de Psiquiatría Juan José López-Ibor considera que Pedro Ortiz fue ante todo «un gran clínico y un hombre curioso. Buscó en París y sobre todo en Alemania conocimientos con los que ayudar a sus enfermos». Afirma de él que «era un líder de la psiquiatría en una ciudad en la que no había Facultad de Medicina», que participó activamente en el resurgimiento de la psiquiatría española y que a personas como él se debe que «el panorama de la psiquiatría y el destino de los que padecen una enfermedad mental sean hoy día radicalmente distintos de lo que fueron».

    Clínica Los Ángeles

    En su extensa biografía, destaca la dedicación del doctor Ortiz Ramos a la práctica médica, tanto en el Hospital Provincial como en la Clínica de Reposo Los Ángeles, que él mismo fundó. Tras su muerte, la viuda decidió donar las edificaciones y los terrenos a la Diputación Provincial, para que tuviera continuidad la labor asistencial a través de este organismo. Sin embargo, la construcción de este nuevo centro nunca llegó a hacerse realidad; muy al contrario, los familiares han visto cómo el palacete que un día fue residencia sucumbía al paso del tiempo y de los expoliadores. La autora considera que «no se ha hecho justicia con la recuperación de su memoria», ya que la clínica constituía su obra para la posteridad, «la entendía como la prolongación de su propia existencia» y, de hecho, murió el mismo día en que salió de ella la última enferma.

    María Jesús Pérez Ortiz describe a su tío como una persona «tremendamente ingenua, lo que a veces le hizo víctima de injustas acusaciones». Destaca también «el tesón, el trabajo, una máxima disciplina y su tremendo vitalismo». De su labor como médico destaca «su entrega, su profesionalidad, la eficacia con que durante tantos años desempeñó su tarea y el desvelo por su trabajo del que han dado cuenta tantos de sus enfermos a lo largo de muchos años», y describe su vida como «el servicio a una profesión que para él constituyó un sacerdocio».

    - Origen de la noticia.

     El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el de Alhama, Francisco Escobedo, en la inauguración de la calle malagueña que lleva el nombre de alhameño Doctor Ortiz Ramos

    * El día que Málaga le dedicó una calle.

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad



    Reconocimiento a Francisco Calvo Muñoz
    por el Patronato de Estudios Alhameños
    , 17-8-2019
    Accede a la información desde aquí.
    © 2021 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.