Cuatrocientos euros en multas a tres carrozas de la Romería 2010

    Publicidad

    Final publicidad



    Las sanciones se imponen por el volumen que utilizaron, desobediencia a la autoridad y por actos de gamberrismo.

    Aunque ya han pasado un par de meses desde que se celebrara la romería de este año, hasta hace unos días no se han dado a conocer las multas que el Ayuntamiento ha impuesto por el incumplimiento de las bases, así como de la convivencia y del sentido común, se podría agregar.

    Que la mayoría de la gente se divierte en la romería y se lo pasa estupendamente es evidente, lo mismo que es cierto que unos cuantos quieren imponer su volúmenes y sus músicas al resto, molestando a quien haya que molestar y sin ningún tipo de pudor o respeto, aparte de algún gamberro que otro que se divierte haciendo destrozos.

    Este año el Ayuntamiento ha sido más estricto en este sentido, si bien cuando el mal ya estaba hecho, pero nunca es tarde para dar un escarmiento a los que creen que pueden hacer lo que les dé la gana, a los culpables de que nuestra fiestas caigan en la decadencia vergonzosa de que todo vale, borracheras colectivas juveniles incluidas, con el consentimiento de padres y autoridades.

    Las músicas y barras callejeras que este año desacreditaron nuestro carnaval (recordemos a menores vendiendo alcohol a padres y profesores con el permiso de la autoridad, y visitantes abandonado el pueblo porque los equipos de música les impedían actuar) y los volúmenes exagerados de la romería pretendiendo hacerla coto privado del que tenga el equipo más grande y con más vatios, debe acabar.

    El Ayuntamiento debe tomarse en serio estos asuntos de una vez por todas, y no ser tolerante en ningún caso que afecte a la propia categoría y continuidad de la fiesta. Las autoridades locales no pueden impedir que un menor beba, en la mayoría de los casos suele ser culpa y responsabilidad de los padres que se lo consienten todo desde pequeños en una educación mal entendida, pero la autoridad no puede dar licencia a menores a que vendan alcohol y que con músicas callejeras destrocen carnavales, romerías o lo que se ponga por delante de unos cuantos irresponsables.

    También debe plantearse, ya no solo limitar lo vatios de los equipos de la romería, si no también no permitir ningún equipo que no sea de los que entran en la categoría de domésticos, no permitiendo el acceso a ninguna carroza o vehículo que incumpla las normativas, así al menos el recinto podría recuperar el carácter de fiesta familiar y de grupos de amigos que tenía antaño, en lugar de dejarla en caída libre hacia el botellón colectivo y oficial en que se está convirtiendo.

    Las multas que se han impuesto este año

    - Dos carrozas por incumplimiento de las bases en materia de ruido de forma reiterada, además de desobedecer e ignorar de forma reiterada las advertencias de la policía local, así como molestar a otros usuarios de la romería, que exigían el cumplimiento de la normativa. (150 euros cada una)

    - Una carroza por actos de gamberrismo, al utilizar sin permiso y sacándolo de su ubicación habitual mobiliario urbano (100 euros).


    * Aquí se pueden consultar las bases y las normas de la Romería 2010.


     

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2021 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.