ACB: Ollas Locas y el Granada se comen al Manresa (69-61)

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_deportes_ollaslocas121105_01.gif

    Excepcional partido de los granadinos ante un Manresa que sólo inquietó en el último cuarto. Los aficionados alhameños, en su línea.

    12/11/2005.- Dice el dicho que el que la sigue la consigue, y los dichos siempre se acaban cumpliendo. Tras tres derrotas consecutivas como local, el CB Granada obtuvo el sábado su primer triunfo en casa a costa de un Ricoh Manresa que no entró en el choque hasta el último cuarto por causa, principalmente del sobresaliente partido que los hombres de Sergio Valdeolmillos brindaron a su incondicional afición. Con ventajas cercanas a los veinte puntos de diferencia, los locales respiraron tranquilos al finalizar los dos primeros cuartos, administrando perfectamente dicha ventaja en los últimos veinte minutos del encuentro.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_deportes_ollaslocas121105_03.gif

     El espléndido partido de César Sanmartín (4 de 4 en triples y 27 puntos de valoración) y la buena defensa del conjunto local encarrilaron el partido desde el inicio, y sólo en el ecuador del último cuarto, se acercaron los catalanes a los andaluces (63-59), pero la lesión de Ricci (punto de inflexión definitivo) contribuyó aún más a una victoria que no se podía escapar en un partido que, a priori, se presumía igualado y tenso.

     Hoy domingo, y a falta de que se dispute el resto de la jornada, da gusto echar un vistazo a la clasificación ACB, con un Granada que se sitúa quinto, mezclado con los grandes equipos del baloncesto español, y con un balance victorias-derrotas de 4-3. Pese a todo, el objetivo final sigue siendo el mismo: garantizar la permanencia lo más pronto posible y evitar de ese modo sobresaltos de última hora.


     Por otra parte, las Ollas Locas volvieron a estar inconmensurables. Junto con el resto de la afición, alentaron al equipo como nunca y cuando más lo necesitó, además de realizar una perfecta labor de presión tanto para el equipo visitante, como para el trío arbitral, que afortunadamente ayer, pasó casi casi desapercibido. Después del partido, siguió la fiesta hasta el autobús,
    y del autobús, siguió la fiesta hasta Alhama con cánticos de una afición alhameña que cada partido que pasa parece tener más ilusión y entrega que el anterior, sencillamente porque se divierte y disfruta.
    Próxima parada: Unicaja de Málaga.

    Textos: Sergio Monteagudo. Redacción deportiva.
    Fotos: Fernando Velasco.

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.