El municipio de Jayena conmocionado por la muerte de su vecino Fernando M.F., al quedar atrapado en una red de pesca

    Publicidad

    Final publicidad



    El teniente en jefe del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Granada ha confirmado a este periódico que se ha abierto una investigación para poder identificar a los pescadores furtivos que colocaron el trasmallo en el que se encontraba el cuerpo de Fernando M.F., de 50 años de edad, vecino de la localidad de Jayena.

     El alcalde, Antonio Navas, ha confirmado a IDEAL que el cuerpo ha llegado a la localidad para ser velado, y que los vecinos están dándole el pésame a la familia, conmocionados por la muerte de este vecino, muy conocido y querido en la localidad. Falta confirmar si el fallecido murió al quedar atrapado en la red de pesca ilegal, o si por el contrario pudo morir por otra causa.

     La Guardia Civil indicó que el trasmallo encontrado era ilegal, aunque en un principio se había barajado la posibilidad de que estuviese abandonado, como en otras ocasiones, en las que en esta zona se han retirado del mar algunas redes. Según las mismas fuentes, este tipo de redes de práctica de artes de pesca tradicional, en ningún caso se pueden instalar a menos de doscientos metros de la zona costera de baño, y menos, en las aguas de Almuñécar, cercanas a la zona protegida y prohibida de pesca, denominada “Punta de la Mona”, en jurisdicción sexitana.

     Eran las 00, 20 horas de la madrugada del domingo, cuando el sobrino de Eduardo M.F., el vecino de Jayena de 50 años de edad, que se había introducido en las aguas de la playa de El Tesorillo de Almuñécar, provisto de sus gafas de bucear, informaba al 112 de Emergencias Sanitarias, que llevaba más de cinco minutos en el agua, que le había perdido de vista, y que estaba preocupado por si le hubiese pasado algo.

     El centro coordinador del 112, montó de inmediato el dispositivo de rescate alertando a la Guardia Civil, a la Policía Nacional, a la Policía Local, a los servicios de emergencias sanitarias, y a Salvamento Marítimo. Una embarcación de la Guardia Civil llegó al lugar enseguida, comprobando que el cuerpo sin vida del bañista estaba atrapado a dos metros de profundidad en una red de pesca de trasmallo.

     Los efectivos de la Guardia Civil intentaron liberar el cuerpo, pero estaba muy enmallado en la red. Los agentes de la Guardia Civil que intentaban rescatar el cuerpo decidieron utilizar la fuerza de la embarcación para tirar de los paños de las redes de trasmallo. Sin embargo, una vez que realizaron la operación el cuerpo sin vida del bañista se soltó de las redes y se hundió hasta el fondo de la playa en esa zona. Los guardias civiles avisaron a los especialistas de actividades subacuáticas que intentaron buscarlo pero al ser de madrugada y en la profundidad, las labores eran dificultosas.

     A primera hora de la mañana la Guardia Civil continuaba buscando el cuerpo del ahogado, y sobre las 10:30 horas de la mañana, fue encontrado en el fondo y rescatado a la superficie. La autoridad judicial ordenó y autorizó el traslado a las dependencias del Instituto de Medicina Legal para practicarle las pruebas forenses que aclaren si las causas de la muerte fueron el ahogamiento al quedar atrapado en la red de trasmallo, o por otra causa.

    * Origen de la noticia.

    Nota: entierro lunes, 15 de octubre, a las 9:30 h. de la mañana.

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2021 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.