Dice haber recibido insultos y amenazas del alcalde de Alhama

    Publicidad

    Final publicidad



    Los hechos ocurrieron el pasado martes 12 de agosto sobre el mediodía, y así lo cuenta en una carta a nuestra dirección la persona afectada.


    Sr. director de Alhama Comunicación.

    Soy José Miguel Valderrama García, de 25 años de edad y vecino de Alhama.

     La presente carta tiene por objeto denunciar públicamente la actitud del Alcalde de Alhama D. José Fernando Molina, sus insultos hacia mi persona y sus amenazas, una actitud a mi entender antidemocrática, déspota e inaceptable de nuestro representante.

     Como un vecino más que sufro al ver a mi pueblo estancado, sumido en la suciedad y la dejadez, la mañana del pasado martes 12 de agosto de 2014, me propuse tomar unas fotos de la penosa situación en la que se encuentra mi pueblo para denunciarlo públicamente y ver si así se adoptaban medidas para corregirlo, máxime cuando queremos ser un pueblo turístico y dar una buena imagen. Imagen que no es la que deseamos los alhameños dar nunca, pero menos en el mes más turístico del año.

     Fueron muchos los lugares de Alhama que estaban llenos de suciedad, falta de mantenimiento e insalubridad, poniendo en riesgo no solo la imagen turística de Alhama, sino también la seguridad de las personas.

     He comunicado varias veces al ayuntamiento esta serie de cosas, pero parece que la única manera eficaz ahora para que te tengan en cuenta es hacerlo público, para ver si así se tomaban medidas… evidentemente, las medidas que esperaba que se tomaran era que se arreglara lo que estaba mal, no que el alcalde me insulte y me amenace.

     Al llegar al paseo del cisne, me detuve a hacer varias fotos también, supongo que en ese momento el Sr. Alcalde de Alhama me vio desde la ventana de la alcaldía (se ve que tiene poca faena o no sabe qué hacer). La cuestión es que me abordó en la esquina del paseo, junto a la puerta del castillo y empezó a preguntarme que “qué hacía”, y empezó a insultarme “eres un mierda”, “no tienes cojones”, “te mereces un par de hostias”, y toda clase de improperios poco acertados para cualquier ciudadano con educación, pero inaceptable para el mayor representante del pueblo, su alcalde. Mientras tanto yo callado me iba hacia la salida del paseo, junto al estanco, sin decirle nada para no alterarlo más de lo que ya estaba, pero a la altura del estanco, me cogió del brazo, me tiró para atrás y me puso la cabeza en la cara y me amenazo nuevamente “los chulos como tú no me gustan y hay que darle dos hostias” “y yo soy el que te las voy a dar, que eres un mierda”.

     En todo momento, en los más de 5 minutos que se dedicó a amenazarme e insultarme, guardé la calma y no dije ni hice nada.

     Existen testigos que pueden ratificar lo ocurrido y que se han ofrecido espontáneamente a testificar donde “haga falta”.

     Quiero poner de manifiesto que me siento orgulloso de ser alhameño y que mi amor por Alhama está fuera de toda duda, pues he colaborado desde muy niño en multitud de acontecimientos alhameños de manera totalmente desinteresada.

     También quiero dejar claro que denunciar lo que está mal y criticar la mala gestión del equipo de gobierno no es criticar a Alhama, al contrario, es hacer algo para que mejore. Aunque el equipo de gobierno siempre quiera hacer ver cualquier critica a su gestión como una crítica a Alhama. No es el caso, precisamente porque quiero a Alhama no puedo callarme lo que le están haciendo.

     Actualmente estoy valorando la posibilidad de denunciar ante la Guardia Civil al alcalde de Alhama por insultos y amenazas, pues no sé si merece o no la pena hacerlo.

     Ojalá la Ley mordaza que intenta imponer el Partido Popular a nivel nacional para coartarnos nuestra libertad de expresión se la aplicara el alcalde de Alhama.

     Para finalizar esta carta, quiero agradecer las numerosas muestras de apoyo que he recibido estos días por distintos medios, también a Alhama Comunicación por darle difusión a esta carta y animar a la gente a que no se calle, a que no coarten nuestra libertad de expresión y nuestros derechos con amenazas.

     “Podrán cortar todas las flores, pero nunca detendrán la primavera”. Pablo Neruda.

    Firmado José Miguel Valderrama García



    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2021 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.