El colegio de San Bartolomé y Santiago: cuna de gloriosas generaciones

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2018_palabra_tiempo_colegio_b_y_s_granada_1.jpg

    El Ilustre, Noble y Real Colegio Universitario de San Bartolomé y Santiago, uno de los más antiguos y prestigiosos de España, ha sido toda una institución humanista en Granada. Ubicado en el centro de la ciudad, junto a la Facultad de Derecho.


    María Jesús Pérez Ortiz
    Filóloga, catedrática y escritora

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2018_palabra_tiempo_colegio_b_y_s_granada_2.jpg

     Es un noble edificio del año 1555, perteneciente originariamente al Gran Capitán y posiblemente edificado sobre un antiguo palacio árabe. Ha sido desde su fundación lugar de formación de notables hombres de ciencia, cultivadores de las letras, las artes y la política; lugar de estancia, asimismo, de eruditos e investigadores, ávidos por conocer su archivo, sus ricos fondos incunables, así como sus abundantes libros de los siglos XVI y XVII.

    En aquella Granada viva y rica, habitada por personas altruistas y por ciudadanos comprometidos con lo público y con la sociedad, vivieron sus años más intensos y gozosos una serie de jóvenes promesas que en un futuro, no muy lejano, se convertirían en toda una pléyade de ilustres personalidades en los más diversos campos del saber. Se incorporaron a esa Universidad granadina que fundara el Emperador Carlos V en 1531, y cuyo lema fundacional se reduce a la necesidad de formar hombres buenos y útiles a la sociedad, y donde llevarían a cabo una completa actividad cultural, formativa y humana. Años ardorosos donde la pasión, el deseo y el afán de aprender y de vivir, se convierten en sus principales aliados. Manifestaban una insaciable curiosidad por conocerlo todo y participar en todo lo que le podía ofrecer a un joven universitario aquella Granada pasional y misteriosa, de calles recoletas y rejas con tiestos de flores.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2018_palabra_tiempo_colegio_b_y_s_granada_3.jpg

     También compartían alguna que otra noche de juerga, “de vino y de farras”, pero anteponiendo, siempre, el deber cumplido. En sus momentos de asueto, solían acudir a reuniones que, en ocasiones, organizaban algunos residentes, siempre que el reglamento se lo permitiese, y donde hablaban de mujeres, contaban chistes y alguna que otra fruslería que les servía para solazarse-¡juventud divino tesoro!- y matar el tedio y el cansancio que conllevaba la férrea disciplina vivida en el Real Colegio. Participaban con entusiasmo en todos los eventos culturales que se celebraban en ese Real Colegio, primero de Santiago, con motivo de la entrada de su primer colegial, Juan Leyva, el 20 de noviembre de 1649, o para conmemorar su posterior fusión con el de San Bartolomé en 1702, lo que dio origen a que la calle en la que se establecieron ambos recibiera el nombre, que hoy tiene, de calle Colegios. Éste ha sido lugar de encuentro de cardenales, como Belluga y Orbe; de poetas como Bernardo López o Manuel Seijas Lozano (también ministro); de políticos como don Narciso de Heredia, Conde de Heredia y de Ofalia (Consejero de Estado), Ríos Rosas o don Natalio Rivas; de filósofos como Orti y Lara; de literatos como Ruiz de la Vega o don Eugenio Sellés; o de personajes como el Marqués de Salamanca…, y tantos como merecerían ser relatados.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2018_palabra_tiempo_colegio_b_y_s_granada_4.jpg

     En este lugar buscaron una formación universitaria, y al mismo tiempo humana. Su escudo, une los emblemas de las dos casas fundadoras (el cuchillo-instrumento del martirio de San Bartolomé-, junto a la flor de lis, de los Veneroso-que puede verse en el claustro noble-, junto a la cruz de Santiago y las barras verdes de los Ribera). Así está en la Beca azul (distintiva de los colegiales mayores), que sobre el manto lucirían tan insignes personalidades, aquellos que en sus años de formación se escapaban, ávidos de conocimiento, a la valiosísima Biblioteca de Real Colegio, conscientes de su gloriosa tradición, con el afán de curiosear en sus ricos fondos de carácter histórico, artístico, científico… Tal vez, nos los imaginamos contemplando, absortos, la belleza de su hermoso patio, con su peculiar claustro sostenido por columnas de mármol dóricas y sus arcos carpaneles o, en su interior, la belleza de sus techos mudéjares. Y es que estos extraordinarios seres humanos no podían permanecer insensibles a tanta belleza, cuyo telón de fondo no era sino esa mágica Granada de cielo nocturno y Carmen escondido, esa “GRANADA LA BELLA” que un día hiriera de amor la retina de Ángel Ganivet, uno sus hijos más ilustres.



    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad


    Una sección de María Jesús Pérez Ortiz
    Filóloga, catedrática y escritora.

     
      Contactar con María Jesús Pérez Ortiz 

    También te puede interesar de María Jesús...

    - Pregón de las fiestas de Ventas de Huelma, 27 de julio de 2017.

    > Previa   *   > Presentación.

    Feria del libro de Málaga 2018

    Los días 28 y 29 de abril de 2018, en la Feria del Libro de Málaga, María Jesús estuvo firmando ejemplares de su libro; “Antonio Montiel, el pintor del alma”, en la caseta de Arguval, su editora. Según palabras de la propia María Jesús, “Quedo muy agradecida por el cariño recibido, me he sentido muy arropada”, ya que el libro ha sido muy bien acogido. Le manifestamos desde aquí nuestra enhorabuena.
    >>> Los interesados lo puede adquirir online aquí.

     
    JUANITA REINA. Un estilo, una época

    De María Jesús Pérez Ortiz.

    Juanita Reina no era solo una tonadillera, sino una verdadera actriz dramática. Su voz, su ademán y sus dotes expresivas hicieron que la copla, la tonadilla, cobraran un lucimiento total. Todo ello estaba en los duendes de sus manos, de sus pies y de sus labios. Su garganta parecía temblar cuando subía al escenario a expresar, a sentir, cada hermosa canción. Juanita Reina incorpora al folclore español una personalidad y un estilo irrepetibles
    .
    >>> Lo puedes comprar aquí.

     
    © 2021 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.