Cuidado con los peligros del Whatsapp, es cosa seria

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2016_fraude_internet_1.jpg 
     
     Estos días se está produciendo el cambio de política de la compañía que puede hacer públicos tus datos de Whatsapp en el Facebook, además de los continuos mensajes fraudulentos de que los reenvíes a x personas porque si no te van a cobrar. Se trata de propagar virus o sistemas de acceder a los datos de tu móvil y al de los demás.
     
    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2016_fraude_internet_2.jpg
     
     La primera regla es: No te fíes de ningún mensaje que se salga de lo normal de lo que trates con la otra persona conocida o grupo, y por supuesto NUNCA, NUNCA, NUNCA, reenvíes mensajes que te digan que te van a cobrar por el servicio o que te va a caer una ‘maldición’ si no lo haces, es más, deberías eliminar ese número de los contactos.
     
     Lo único que pretenden los que inician este tipo de cosas es propagar algún virus, o rutina que les haga acceder al mayor número de móviles posibles para hacerse con contraseñas, cuentas, bancarias, etc., por eso muchísimo cuidado con esto, que no es ninguna tontería.
     
    Los wifis abiertos de bares y establecimientos; un peligro
     Tampoco deberías acceder con contraseñas a cuentas y demás desde los establecimientos que te ofrecen wifi gratis o el wifi es libre, porque, aunque el establecimiento lo haga con la mejor intención de ofrecerle un servicio al cliente, es una buena forma de que se pueda acceder también a todos tus datos por quienes saben cómo utilizar estas redes abiertas para introducir programas de captura de datos.
     
    Huye de bulos, infórmate en sitios seguros y sigue a la ‘poli’
     Una buena forma de estar informado sobre estos peligros es seguir a la Policía Nacional en su cuenta de Twitter (https://twitter.com/policia) @policia, que siempre alertan de los peligros más inminentes al respecto (así como de otras cuestiones de interés general), y del que sacamos las ilustraciones para este artículo.
     
     Para saber más al respecto infórmate en páginas especializadas y de confianza, nunca a través de lo que se difunde en Facebook u otras redes sociales cuando no hay un origen claro de quien divulga la información.
     
    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2016_fraude_internet_3.jpg
     
    El Whatsapp no es un juego de niños, cuidado con sus peligros
    Información que por su interés reproducimos de beliefne.com

     ¿Sabías que el Whatsapp ya es una red social? Esta herramienta puede ser bien útil para mantener comunicada la familia y amigos, pero también en Whatsapp existen muchas víctimas de acosos y amenazas. En Whatsapp se difunden calumnias y se comparten fotografías sin autorización.
     
     El Whatsapp se ha puesto tan de moda como el Facebook o el Twitter. Pero es sorprendente la gran aceptación que ha tenido esta herramienta entre los más jóvenes, ya que es gratuito y, prácticamente no tiene límites.
     
     La cifra de los usuarios de Whatsapp asciende a más de 300 millones en el mundo. Y es que el Whatsapp es muy práctico: puedes enviar mensajes, fotos, videos y hasta grabaciones de voz. Por esta razón, no nos sorprende que una persona atienda su Whatsapp más de 150 veces al día.
     
     Los padres deben tener mucho cuidado cuando sus hijos les piden el teléfono móvil, ya que es precisamente para poder entrar al Whatsapp o para navegar en Facebook.
     
    Pero ¿qué tiene de malo el WhatsApp?
     En sí el Whatsapp no tiene nada de malo. El peligro está en el uso que nosotros o nuestros hijos podamos darle.
     
    ¿Sabías que el Whatsapp ya es una red social?
     Esta herramienta puede ser bien útil para mantener comunicada la familia y amigos, pero también en Whatsapp existen muchas víctimas de acosos y amenazas. En Whatsapp se difunden calumnias y se comparten fotografías sin autorización.
     
     Es muy común ver fotos de adolescentes en estado de embriaguez o haciendo gestos sugestivos, de lo que luego se arrepienten al ver las consecuencias.
     
     Sin embargo, el verdadero peligro del Whatsapp está en que a esta red social no se le exigen las mismas responsabilidades que a otras redes sociales. Es decir, no es un simple servicio de mensajería, como la gran mayoría de los padres piensan.
     
     Por ejemplo, Facebook y Twitter están registradas como redes sociales y, por esta razón, deben cumplir con ciertas normas que están supervisadas por organismos especiales de los Gobiernos. Pero Whatsapp no está registrada como red social, por lo que su seguridad es dudosa.
     
     El Whatsapp es fácil de hackear, si se tienen otros programas complementarios (no creados por la compañía Whatsapp), cualquier persona podría acceder a todo tu teléfono: agenda, correos, mensajes… Teniendo en cuenta que muchos padres utilizan notas para recordar en sus teléfonos, digamos números de cuentas bancarias, claves de acceso a otras cuentas... ¿Imagina que pasaría si su número llegase a caer en manos de un hacker? Hablamos de que hay personas dedicadas todo el día a tratar de descubrir estos datos.
     
     Otra desventaja que tiene Whatsapp es que permite que un usuario se haga pasar por otra persona.
     
     Entendamos que Whatsapp es una comunidad abierta, la idea es que todos hablemos con todos. Es aquí donde está el problema, que un tío del amigo, del amigo, de tu amiga puede conseguir tu número sólo dando “una vuelta larga”. A estas personas no les importa que les ocupe, sólo les interesa conseguir la información.
     
     El Whatsapp facilita el acoso, al ser tan fácil de acceder al perfil de usuario: un extraño que tenga tu número de teléfono, simplemente Whatsapp lo acepta, y puede dejar expuesta la foto de tu perfil. Es muy fácil para un acosador obtener información. Esta persona puede saber cómo es tu hijo o hija físicamente, las horas que permanece conectado o conectada, la hora en que emite el último mensaje. Expertos aseguran que es difícil ocultar estas informaciones en un teléfono Android y menos si es chino, ya que son más permisibles.
     
     Los padres deben conversar con sus hijos acerca de los peligros de las redes sociales. Niños menores deben saber que no pueden darles sus datos personales a personas que creen conocer en la red. Al darse de alta en Whatsapp, los niños proporcionan sus nombres, su foto, su dirección... Y el peligro aumenta cuando comparten con sus grupos de amigos.

    Cómo configurar WhatsApp para evitar compartir datos con Facebook
    Ya lo que faltaba
     
     Los cambios en los términos y condiciones de uso de WhatsApp permiten que el chat móvil comparta información del usuario con Facebook. Aquellos usuarios que no estén de acuerdo con este cambio pueden deshabilitar esta modalidad al realizar un ajuste en la configuración del servicio.
     
    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2016_whatsapp_comparte_datos.jpg 
     
    Para no compartir los datos de WhatsApp en Facebook...
     
     Tienes que desactivarla porque si la tienes activada te pueden ver las conversaciones y fotos de WhatsApp desde el Facebook y queda más vulnerable, porque permite que WhatsApp y Facebook compartan información.
     
     Tienes que entrar al WhatsApp -> Ajustes -> después -> CUENTA y ahí te aparece un cartel con una tilde que dice compartir mis datos de WhatsApp para optimizar mi Facebook, tienes que desmarcarla, o cuando te aparezca un mensaje pones “no compartir”.
     
     Si no te aparece 'Compartir info de cuenta' es porque no lo estás compartiendo.
     
     
     

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2019 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.