Sierra Elvira, la montaña de la Vega

    Publicidad

    Final publicidad



     El conjunto serrano de esta pequeña cadena de montañas que sobresale sobre el paisaje de la extensa Vega de Granada, tiene una extensión de unos 18 kilómetros cuadrados repartidos entre los términos municipales de Atarfe, Albolote y Pinos Puente.







     Es un conjunto geológico muy sencillo de reconocer y calificar, se pueden apreciar, digamos dos partes de la misma bien diferenciadas desde la mismísima autovía la A-92, que la delimita por su ladera Sur, hasta el rio Cubillas por el norte, de esta forma la parte este de la misma es la más escarpada y la que tiene más vegetación, también sus altitudes son más bajas que las de la parte oeste, no sobrepasando los 890 metros de altitud.

     La parte oeste, delimitada por el pueblo de Pinos Puente, es menos escarpada, sus relieves son más suaves, pero eso si son algo más altos, alcanzando los 1.080 metros, el llamado Cerro del Piorno, como altura reina de esta pequeña sierra.

     En esta montaña habitaron los árabes durante largo tiempo, dejando restos arqueológicos y de murallas en sus alturas, son de una ciudad llamada Medina Elvira, de ahí su nombre actual.

     También es conocida por sus canteras de piedra ornamental, muy utilizada en la zona, en la actualidad la extracción de la caliza de sierra Elvira, que es una piedra de color gris, es muy apreciada en la construcción y en las labores de marmolería, para todo tipo de trabajos y ornamentos, por su fino veteado y por la cantidad de fósiles, especialmente ammonites que la decoran.

     A este pequeño rincón de nuestra geografía nos dirigimos el pasado domingo día 27 de enero, para conocer esos antiguos caminos que antaño recorrieron nuestros antepasados africanos.

     Una hora aproximadamente echamos desde nuestro pueblo hasta la salida de la A-92, llamada del camino de las canteras. Allí nos esperaban algunos compañeros para unirse al grupo, asa esa mañana nos juntamos 41 senderistas, dispuestos a “conquistar“ este encantador macizo montañoso.

     La puerta de la nave de la antigua escuela taller, “Sierra Elvira”, fue nuestro punto de salida, hacia el Este, por el antiguo camino llamado “de las Cruces”, hoy desvirtuado por el asfalto, y que conectaba al pueblo de Atarfe con la cañada Real de Llano de las Tauras.

     En la actualidad estos dos primeros kilómetros, son las amplias calles de dos urbanizaciones que se desparraman por esta parte de la sierra, casi a su falda con el cerro del tajo “colorao”, a sus espaldas, dominándolo todo, así primero la urbanización, Monte Elvira y tras esta la llamada “del Torreón “, nos vieron pasar lo más rápido posible porque nuestras botas necesitan tierra de campo para que sean felices, ya que el asfalto les gusta poco.

     Así llegamos hasta el punto donde la acequia de las cruces, delimita la civilización con el campo, concretamente un espeso olivar, donde tras atravesarlo comenzó nuestra pequeña aventura.

     La vereda que desde este punto sube en dirección norte hacia la atalaya nos dio una buena sorpresa, dicha vereda esta señalizada como sendero de corto recorrido, y debido a las últimas lluvias, más que sendero era una pequeña barranquera, en sus primeros metros de subida que nos pusieron en guardia sobre lo que nos esperaba.

     Una tremenda subida de unos 230 m de desnivel en un tramo de un kilometro doscientos metros, o sea casi hicimos alpinismo para alcanzar la base del torreón de origen árabe de la Atalaya, donde el esfuerzo derrochado en los veinte minutos escasos que tiene dicha “subidita”, no nos dio esa recompensa que suelen dar, ya que una impertinente niebla comenzó a echarse encima del grupo, con lo cual no pudimos apreciar el impresionante paisaje que ofrece este mirador hacia toda la geografía de la vega de Granada y sus confines a trescientos sesenta grados.

     Tras esta frustración paisajística, no nos quedaba más remedio que admirar lo que si se podía a escasos metros, las ruinas cercanas y la torre de la Atalaya o Torreón.

     Esta torre vigía es de origen nazarí, construida en el siglo XIII, y de planta circular, en su cara oeste se abre una ventana-puerta con arco de medio punto a unos siete metros de altura, en la cara sur presenta otra ventana semidestruida que miraba hacia la Alhambra, de la misma época es la estructura rectangular anexa a esta torre, todo está construido en fabrica de sillarejo y en la actualidad forma parte del patrimonio monumental del pueblo de Albolote, ya que está en su término municipal.

     Un pequeño descanso en este sitio, nos emplazo de nuevo al sendero, desandando nuestros pasos nos dirigimos hacia una senda que en bajada y escondida entre retamas, aulagas, plantas aromáticas y encinas de pequeño porte, nos dejo en una pequeña área recreativa, donde nos reagrupamos.

     El camino desde aquí nos iba llevando hacia el este, hacia los campos del Morregon, tierras de olivares recién recogidos, eran los paisajes que estábamos atravesando, los caminos de esta zona estaban algo embarrados, atravesando los barranquillos del agua y del solano llegamos hasta el de la fuente de la soledad, donde nos encontramos a dos paisanos en plena faena, en la quema de sierpes de olivo, nos paramos unos segundos en la lumbre con ellos e incluso les ofrecimos un trago de vino del terreno, de esa bota que algún compañero siempre lleva para que el camino se haga más “llevaero”.

     Aquí el paisaje cambia por completo, el camino se dirige hacia el cortijo del teniente, una hacienda muy conocida en estos parajes y al pasar el barranquillo de la fuente de la soledad, los restos de una de esas urbanizaciones que crecieron como setas por la zona del Cubillas aparece de repente, pisamos aceras y asfalto donde ya jamás habrá coches ni vecinos, los cacos han dado cuenta de las tapas de las arquetas eléctricas al igual de los cables de cobre , una estructura de cemento fantasmal es la única que se pudo construir antes del fracaso absoluto y el estallido de la burbuja inmobiliaria.

     Un poco más arriba más desechos de la locura constructiva, piezas de tuberías, pales de madera, todo abandonado ya para siempre, y a nuestra derecha al lado del cauce del rio Cubillas, más urbanizaciones a lado del campo de golf de 18 hoyos que allí existe, el Medina Elvira Club.

     Hicimos un descanso a las puertas del cortijo del teniente, para comentar todo lo visto hasta ese momento y acometimos la subida por un camino forestal, hasta el área recreativa sita en el Collado de los Pinos, lugar donde íbamos a reponer fuerzas, aquí el barro fue el protagonista, el camino estaba realmente mal para caminar por él, pero no quedaba otra así que… sólo eran dos kilómetros, nada más.

     Ya arriba nos acomodamos en las mesas y bancos de madera, y entre risas, bocatas y algunos tragos de la bota, la media hora se hizo corta, ya solo quedaba llegar hasta la Ermita de los tres Juanes, el lugar más conocido y visitado de esta sierra, desde la autovía la podemos ver, encaramada en lo alto de las paredes rocosas donde está ubicada, dominando el paisaje.

     Una vereda entre un bosque de pino Carrasco, con los sonidos de fondo de los disparos cercanos del club de tiro que hay cerca del Collado, nos llevo hasta las puertas del complejo de recreo que se construyó alrededor de la Ermita, entre mediados y finales de los años noventa del siglo pasado.

     Es un edificio de carácter religioso, edificado en el año 1941, en el Cerro del Castillejo a 861 metros de altitud, fue construido por un vecino de Atarfe con la finalidad de albergar el culto a San Juan Evangelista, a San Juan Bautista y a San Juan de Dios, pero quedó en eso, nada más, hasta que en los años noventa se restauró y se dedicó a museo de Ciencias Naturales.

     A su alrededor hay un aviario, donde se pueden ver diversos tipos de aves en cautividad una zona de miradores hacia las canteras cercanas y un restaurante.

     El grupo terminó esta tranquila jornada senderista visitando precisamente este espacio por una módica entrada, visitamos el museo, al fin pudimos disfrutar de las vistas desde el mirador de Ermita, y de ver de cerca una pareja de avestruces y unas parejas de pavos reales que habitan en solitario este parque, ya que el resto de jaulas estaban vacías.

     La visita se continua por un sendero delimitado con barandas de madera que llega hasta el aparcamiento donde dejamos los vehículos, una tremenda cuesta en bajada, que pasa por el lago artificial, ofreciendo una impresionantes vistas de restaurante en lo alto de un tremendo picacho y a escasos metros de algunas canteras de mármol de Sierra Elvira abandonadas, donde se pueden ver los taladros de los canteros para la extracción de la piedra y en algunos “tajones”, se aprecian los cortes del material pétreo con hilo diamantado.

     Una tranquila ruta, que nos dejo en nuestra memoria estos parajes tan cercanos a la capital granadina y que siempre están presentes en la retina cuando viajamos por la autovía, además con una visita cultural añadida al museo de la ermita, “caminar y aprender”, siempre se trata de lo mismo de alguna u otra manera.

     Y eso hicimos, además de unos quince kilómetros en unas cinco horas y veinte minutos, y el recuerdo de un precioso paseo.





















































     
     
     

    Nuestra próxima salida

    Ruta número 9: Ruta con la Diputación de Granada, por las tierras del pueblo de Colomera.
    Fecha: Domingo 24 de febrero de 2013.
    Hora de salida: 7:30 horas de la mañana.
    Lugar de salida: Plaza del Duque de Mandas (las banderas).
    Dificultad: Media.
    Distancia a recorrer: Sobre 25 kilómetros.
    Duración estimada (con desplazamientos y descansos incluidos): sobre 10 horas.

     
     
     
      Recomendaciones para nuestros socios para esta ruta 9 del 24/2/2013

    - Llevar ropa y calzado adecuados para la práctica del senderismo.
    - Llevar comida y agua.
    - Llevar siempre encima vuestra tarjeta federativa, es muy importante.
    - Se recomienda llevar también siempre en vuestra mochila: toalla y un chubasquero o cortavientos.
    - Se recomienda llevar unas gafas de sol y crema protectora.
    - Se ruega estricta puntualidad a la hora de la salida de esta ruta, es muy importante.

    Nota.- El desplazamiento hasta el pueblo de Colomera, lo haremos en un autobús fletado por la Diputación Provincial de Granada.
     
     
     
     


    Para conocer la predicciones meteorológocas se pueden consultar las web:

    - El tiempo.

    - El Tiempo en Alhama de Granada.

     
     
     


    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2021 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.