Absuelto de incendio un hombre que prendió fuego a la casa de su tía abuela con ella dentro

    Publicidad

    Final publicidad


    Solo ha sido condenado a una multa de 45 euros
    .


    01/04/2008.- La Audiencia Provincial de Granada ha absuelto del delito de incendio a un hombre, identificado como J.M.M.V., de 46 años, para el que la Fiscalía pedía diez años de prisión por prender fuego a la puerta de la casa de su tía abuela, sabiendo que estaba ella dentro, si bien lo condena por una falta de daños a un multa de 45 euros.

    Según la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, no existió riesgo para la integridad física ni para la vida de la mujer, que logró ponerse a salvo marchándose por la puerta de atrás y sólo se vio afectada por el fuego la parte externa de la puerta principal de entrada, cuyos daños ascienden a 382 euros.

     Los hechos ocurrieron el 16 de agosto de 2005 a las 18.00 horas cuando el procesado, J.M.M.V., se dirigió al domicilio de su tía abuela, en la localidad de Turro-Cacín (Granada) y llamó de forma insistente a la puerta.

    Cuando su tía abuela abrió y vio que era el procesado optó por cerrar la puerta ante "el temor que le inspiraba su sobrino nieto y las numerosas ocasiones en que éste le había demandado la entrega de dinero", según la sentencia.

     Ante esta negativa, el procesado se marchó del lugar en su motocicleta hasta un bar de la localidad donde pidió una consumición guardando la botella vacía, que llegó con gasolina posteriormente que extrajo de su motocicleta. También recogió unos palos de madera.

     Una vez se hizo acopio de tales elementos, el procesado volvió al domicilio de su tía y prendió fuego a los mismos. Su tía se percató y se puso a salvo saliendo por la puerta de atrás de su domicilio.

     Unos albañiles que trabajaban en las inmediaciones de la vivienda lograron apagar el fuego, que calcinó la cortina y afectó al cableado eléctrico, causando daños en la puerta valorados en 382 euros. El condenado tendrá que indemnizar a los herederos de la mujer en esa cantidad.

     El condenado, que padecía un trastorno disocial esquizoide de la personalidad, había ingerido bebidas alcohólicas ese día lo que de determinaba una disminución de sus facultades volitivas.


    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.