Denuncian al alcalde de Játar por permitir pastar en una finca privada

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2011_haza_aguadero_01.jpg

    Los dueños del terreno, en Alhama de Granada, piden a Fiscalía que investigue si hay prevaricación · Incluyen en su denuncia al delegado de Agricultura y otros cargos.

    Imagen superior:  El cortijo de la Haza del Aguadero, así llamado por confluir en la zona varios manantiales y regatos que alimentan el barranco de Malinfierno, a la postre la cabecera o nacimiento del río de Alhama. Foto: Grupo Extremo.

     En el término municipal de Alhama de Granada se halla una finca privada llamada Haza del Aguadero, que es propiedad de una empresa llamada Zanona. En este enclave existe un conflicto por unos pastos que acaba de aterrizar en la Fiscalía Provincial en forma de denuncia por presunta prevaricación. Los denunciados: el alcalde de Játar, Francisco José Martín (PSOE), el delegado provincial de Agricultura de la Junta, Andrés Ruiz, y tres altos cargos de su departamento, además de algunos ganaderos de Játar. Los denunciantes son los dueños del terreno de la polémica, que acusan al primer edil y a los responsables de Agricultura de permitir de forma irregular el pastoreo en la finca, así como de otorgar ayudas a los ganaderos para ello.

    La denuncia fue presentada en la Fiscalía Provincial de Granada el pasado jueves por los abogados de Zanona. En ella, los dueños de la finca solicitan al Ministerio Público que abra diligencias de investigación penal para determinar si la conducta de Martín Rodríguez, Ruiz y los demás denunciados puede ser delictiva.

    Los dueños de los terrenos llevan años luchando (han presentado numerosas demandas ante la Junta y escritos), porque creen que se ha producido una "apropiación indebida de derechos de pastoreo". Se sienten totalmente perjudicados y denuncian un uso supuestamente ilícito de sus tierras. Acusan así de "privar de forma fraudulenta a la propiedad de la finca de las ayudas ganaderas y de superficie, único e importante ingreso económico para la finca y sus trabajadores, desbloqueando la incidencia del pago de las ayudas a favor de los pastores".

    Su escrito mantiene que los denunciados han permitido "indebidamente y sin motivación a terceros el pastoreo en dicha finca a pesar de no existir autorización administrativa alguna para el ganado".

    En definitiva sostiene que el Ayuntamiento de Játar fuera de su ámbito territorial se habría asignado, "sin tener derecho", la titularidad de los pastos de la finca para poder cobrar las ayudas. Sin embargo, el alcalde, que cuando este diario contactó con él no tenía aún constancia de la denuncia presentada en la Fiscalía, afirma que existen unas escrituras de 1866 que otorgan a Játar el derecho de pastoreo en ese lugar; en concreto en los pastos Leñas Muertas y Paso.

      Descendiendo hacia el cortijo de la Haza del Aguadero. Foto: Grupo Extremo

    Otras fuentes del Consistorio de Játar precisaron que existe una certificación registral de dichas escrituras, la cual señala que se realizaron el 7 de diciembre de 1866 ante el notario Manuel Calvo Martín, otorgando "servidumbre real de pastos a los Ayuntamientos de Alhama y Játar".

    Las mismas fuentes explicaron que, por su parte, el Ayuntamiento de Alhama "redimió su derecho a cambio de una cantidad de dinero", mientras que Játar no lo ha hecho, por lo que sigue teniendo esos derechos, que podrían ser comprados. No obstante, según el primer edil, "vale más quitarle los pastos a Játar que el valor de esa finca".

    Martín asegura que no obtiene beneficio alguno de esos pastos históricos; "es más -apunta- el Ayuntamiento no cobra absolutamente nada a los ganaderos". Por contra, en la denuncia se señala que Játar "no tiene derecho ni potestad de pastos" en la finca" y se asegura que existen sospechas de que se podría haber utilizado "información y documentación falsa, consistente en certificaciones de existencia de una servidumbre que en realidad, y es conocido por ellos, no existe".

    En este contexto, el escrito añade que dicha certificación habría sido "a sabiendas" proporcionada por el propio alcalde, "con el fin de asignar y atribuirse las ayudas económicas de los pastos de la finca en cuestión en base a un derecho de servidumbre imaginario". Así, Zanona advierte de la remisión de servidumbre con la certificación del Ayuntamiento de Alhama, por lo que para poder acceder a los pastos "es preceptiva la autorización del propietario real y legal de la finca".

    Junto a ello, los denunciantes creen que ha habido un presunto "trato de favor" que ha permitido que los ganaderos "se repartan, sin tener derecho a ello, el dinero de estas ayudas, apoyándose en el ilegal proceder y dejación consciente de los responsables de la Delegación de Agricultura y Pesca". Y van más allá: hablan la existencia de "una trama organizada" que ha propiciado "el cobro de ayudas indebidas de superficie, de ayudas de extensificación ganadera y la concesión de permisos de pastoreo trashumante injustificados". Otras de las supuestas irregularidades que Zanona quiere que se investiguen son unas obras de restauración de un camino por parte del alcalde "sin la autorización correspondiente de la Agencia de Medio Ambiente provocando daños irreparables".

    En los próximos días, se conocerá si la Fiscalía Provincial de Granada abre la investigación solicitada o el asunto acaba siendo archivado. Este diario contactó asimismo con la Delegación de Agricultura de la Junta, que tampoco tenía todavía constancia de la presentación de la denuncia.

    - Origen de la noticia.

         
      * Desde aquí puedes acceder a las declaraciones del alcalde de Játar
     
         

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.