Homenaje a la prensa y a la solidaridad

    Publicidad

    Final publicidad



     Arenas del Rey dedica una plaza al periodista Luis Seco de Lucena en agradecimiento a su labor en pro de la reconstrucción de esta villa tras el terremoto de 1884.

    17/10/2004.- El día acompañó. Desde hacía meses, Francisca García Moreno, alcaldesa de Arenas del Rey, quería que en el momento de la inauguración de la nueva plaza de esta villa brillara el sol. Quizás, por eso, se mostraba feliz y contenta cuando en la mañana del luminoso sábado recibía a representantes sociales, políticos y periodistas a las puertas de la Casa Consistorial. Ironías de la vida. Imágenes de la terrible tragedia sucedida en la Navidad de 1884 recibían a los asistentes tal vez para que no olvidemos nunca la fragilidad humana. Ciento veinte años después unas trescientas personas, entre vecinos e invitados, celebraban un acto oficial con ambiente festivo en homenaje a la solidaridad y a la labor de la prensa, personificada en el director de “El Defensor de Granada” en momentos tan cruciales.

      A continuación la comitiva se dirigió al nuevo espacio público junto a la carretera que une Játar con Arenas. Tras cortar la cinta de rigor autoridades y vecinos fueron tomando asiento. Esther Jiménez subió al escenario para dar paso a la apertura musical. “Comienza el acto de homenaje histórico de reconocimiento y gratitud del ayuntamiento de Arenas del Rey a la insigne figura e inolvidable persona que fue y será siempre en nuestro recuerdo, don Luis Seco de Lucena.



      Como primer ofrecimiento a nuestro homenajeado, recordando como la poesía fue una de sus vocaciones que quedaron algo apartadas por su generosa entrega a los demás por medio del periodismo y la solidaridad, se ha querido que sean unas singulares voces de nuestra tierra, de esta Granada a la que tanto amó, las que se conviertan en emocional apertura”, leyó para dar paso a los cantautores Esteban Valdivieso, Juan Trova, José Luis Pareja y Elizabeth López, quienes ofrecieron los temas incluidos en su “Canciones para una humanidad solidaria”, entre ellos sonaron en la otoñal mañana, “Verde y blanca”, “Al Alba”, “Gracias a la vida”, “Libertad, libertad” y “Libertad sin ira”, que vinieron como anillo al dedo para las posteriores intervenciones en las que la palabra solidaridad fue la reina.

    Mayor compromiso



     Como es habitual el presidente del Patronato de Estudios Alhameños y de la Asociación de la Prensa de Málaga, Andrés García Maldonado, demostró sus dotes de oratoria con un relato histórico, plagado de fechas y nombres propios, sin consultar nota alguna. No en balde ha sido el autor de la publicación editada para la ocasión por la Fundación Caja Rural de Granada “Los terremotos de 1884, Arenas del Rey y Seco de Lucena”, así como de la memoria para la propuesta de la bandera y escudo heráldico de esta villa. Inició su intervención con las palabras del médico de Santa Cruz del Comercio, Francisco Nevot, que en la trágica fecha visitaba a su hermana de Arenas y cuyos luctuosos testimonios fueron recogidos por el periodista homenajeado. Poco a poc narró los principales hitos históricos de esta localidad. La nueva población construida enfrente de su primitiva ubicación sería inaugurada el 27 de junio de 1887 y que en el siglo XVIII Carlos III le había concedido el título de villa. También dijo cómo de 388 no quedó ninguna habitable, y de los 1366 habitantes fallecieron 109 vecinos desde el momento del terremoto al 29 de diciembre. Entre ellos un niño con un mes, Francisco Calvo Fernández, hasta Rosa Romero Montero, que fallecía con 75 años. “Tragedia espeluznante que pasado un tiempo puso en evidencia lo que es la grandeza humana”, remarcó. También explicó la visita de Alfonso XII y su relato epistolar a su hermana la infanta Paz (a quien se dedica una vía en Arenas del Rey) en la que cuenta que en este pueblo había familias que habían perdido hasta cuatro hijos. Más adelante comentaría la importancia de la solidaridad humana que hizo posible, entre España y 35 naciones más, la recaudación de 6,5 millones de pesetas, (360 millones de euros de ahora, 60.000 millones de las antiguas pesetas). De esta cantidad se destinó a Arenas del Rey 1.033.000 pesetas. “Todo esto tuvo un punto de partida, alguien que le hizo ver a Granada, Andalucía, a España y al mundo entero, la tremenda catástrofe que aquí había pasado, ese señor fue don Luís Seco de Lucena”. Luego recordaría el reconocimiento de todas las corporaciones de Arenas con sus alcaldes a la cabeza (Pedro Ródenes, durante cuyo mandato se celebró el centenario; Pedro González (q.e.p.d), Antonia Aguado y ahora Francisca Martín) quienes siempre han manifestado este reconocimiento al periodista. También mencionó al arenusco, Antonio Vico, “quien no ha dejado de insistir para que se llevase a cabo este acto de reconocimiento”.

    Exigentes con el periodismo



     Ya como maestro de ceremonias García Maldonado fue dando entrada al resto de participantes. Así, presentó a su homólogo de Granada, Antonio Mora de Saavedra, que con una quincena de periodistas se desplazó a esta localidad “para intentar adquirir un mayor compromiso de la mano de Seco de Lucena para comprometernos más y para que el periodismo sea un periodismo de mayor solidaridad con la humanidad”. Con palabras pausadas calificó el acto de “muy emotivo y entrañable” a la que siguió un breve relato biográfico del que fuera también fundador de la Asociación de la Prensa de Granada y del periódico “El Defensor de Granada”. A continuación pidió a los asistentes que “por favor sean exigentes con los periodistas y con el periodismo”. Así mismo, Mora tuvo palabras de agradecimiento a su compañero Rafael García Manzano, autor de la memoria a favor de esta propuesta por parte de este colectivo y que no pudo asistir a estos actos por razones de enfermedad. 

    Semilla de solidaridad



     Para introducir al representante de la Diputación Provincial, García Maldonado recordó la entrega de los entonces diputados, Luis Campos, José Gómez Tortosa y Rafael Jiménez de la Serna, así como el apoyo de los políticos como Francisco Calvo Muñoz. En esta ocasión esta institución supramunicipal estuvo representada en la persona de su vicepresidente, Andrés Ruiz Martín, quien justificó la ausencia de su presidente “por motivos de agenda”. Seguidamente agradeció el reconocimiento hacia el periodista, granadino de adopción, que luchó por la independencia de la prensa de nuestra provincia y cuyas vivencias recogió bajo el título “Mis memorias de Granada” en la que describe los pueblos granadinos, a veces con el seudónimo de “licenciado Escalada”. También informó de que el periodista fue nombrado hijo adoptivo de Santa Cruz del Comercio y de cómo sembró una semilla de solidaridad que ha continuado cultivándose pues “aquí en Arenas, ahora es un sitio de recepción de trabajadores inmigrantes, a los que tenemos la obligación de acogerlos para que se sientan integrados”. Así mismo, destacó “la labor conjunta de los tres alcaldes del municipio compuesto por Arenas del Rey, Fornes y Játar, cuyos alcaldes, Francisco Martín y Salustiano García, también estaban presentes en el acto “pues han entendido que con la unidad se consigue bastante más que con la dispersión”.

    Vínculo de solidaridad



     Aunque estaba prevista la presencia de Teresa Jiménez en su calidad de delegada del Gobierno de Andalucía esta institución estuvo representada en la persona del delegado provincial de Cultura, José Antonio Pérez Tapias. Éste con su voz portentosa manifestó cómo hacía una semanas “con un grupo minoritario pero muy significativo se realizaba en el cementerio de Granada un acto a otro Seco de Lucena, Paco, que como su hermano Luis dejó un hondo recuerdo, hasta el punto de que a ambos se les entregó las llaves de oro de la ciudad”. Continuó su intervención manifestando el acierto de proponer un nombre tan destacado a un espacio público “que se constituye en un ejemplo de lo que debemos hacer. Seco de Lucena estableció con esta comarca, y especialmente con Arenas del Rey, un vínculo de solidaridad, recogido ya en el escudo heráldico (…) Sin solidaridad la muerte, la destrucción y la catástrofe hubiera triunfado”. Terminó felicitando a los presentes por la entrañable celebración al tiempo que les animó a continuar en esta trayectoria de la solidaridad y la verdad.

    Riqueza de hechos claves



     Seguidamente le tocó el turno a la alcaldesa de Arenas, Paqui García. Antes, Andrés García Maldonado, narró el importante gesto solidario de dos de sus paisanos, Pedro Moreno Ramos y Pedro Ramos Rodríguez, quienes donaron sus tierras para la construcción del nuevo pueblo. El primero de ellos, 26.000 metros cuadrados y el segundo, 17.000 que “si hubieran sido necesarios más también los hubieran donado mientras que en otras poblaciones surgió la especulación”. También aprovechó para hacer público las entidades que habían colaborado en la construcción de la plaza y en la celebración del acto, tales como la Diputación de Granada, las Asociaciones de la Prensa de Granada y Málaga, Grupo de Desarrollo del Poniente Granadino, Junta de Andalucía, CajaGranada, Fundación Caja Rural de Granada, Asociación de Mujeres, Amarena, y a las trabajadoras del Ayuntamiento, Esther y Esmeralda. Por su parte, Paqui agradeció a todos su presencia. A continuación relató las trágicas circunstancias vividas por sus paisanos en aquellas fechas. “Para mí ha sido un agradable placer –manifestó- explorar en la historia reciente de mi pueblo y encontrar tanta riqueza de hechos claves que fueron los pilares de lo que somos actualmente”. También explicó el origen de los nombres de las calles de Arenas puestos “para recordar y dar las gracias de los pueblos y ciudades que se solidarizaron con nosotros”.



     Por último intervinieron dos parientes del ilustre periodista, su nieto Luis Seco de Lucena Vázquez y su biznieta Inés Boland Seco de Lucena. El primero tuvo palabras de reconocimiento hacia su abuelo y de agradecimiento a la Corporación Municipal por la “gentileza de este acto por el que estoy totalmente emocionado”. Por su parte, la biznieta coincidió en este agradecimiento y manifestó que “con el tiempo voy conociendo cada vez mejor todo lo que hizo durante toda su vida y, por eso, me honra estar entre vosotros”.

     Presidiendo el acto en la plaza que desde ahora llevará oficialmente su nombre un busto del periodista, esculpido en mármol de Macael, y que en todo momento estuvo arropado por el escudo y la bandera de Arenas del Rey.



     En torno a las dos de la tarde finalizaba el acto con un sol de 'macetilla' que hizo que muchos de los asistentes utilizaran los programas para protegerse la cabeza. Luego vendría una invitación a todos los presentes en un salón decorado con fotografías de los pueblos damnificados y en donde no faltaron los dulces típicos elaborados por la Asociación de Mujeres de la localidad. Así mismo, la Asociación de la Prensa de Granada aprovechó un paréntesis para entregar a la alcaldesa un recuerdo en una estautilla y un ramo de flores. Todos los asistentes pudieron llevarse gratuitamente un ejemplar del libro de Andrés García Maldonado, la mayoría de los cuales hubo de dedicar el autor. Como concluyó uno de los presentes "una jornada que en Arenas estará durante mucho tiempo en nuestro recuerdo”.



    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad