Sueldos antagónicos entre los alcaldes de los pueblos pequeños de Granada

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_comarca_comarcas_de_granada.jpg

     Si en un artículo anterior GranadaDigital publicaba los sueldos de los munícipes de las ciudades de más de 5.000 habitantes, ahora les toca a los de menor cantidad de población.  Entre ellos, varios de nuestra comarca.

     Mientras que entre los alcaldes de poblaciones superiores a los 5.000 habitantes sus salarios tienen una cierta línea común entre sí, este dato no es aplicable a aquellas localidades de Granada que tienen menor número de ciudadanos censados, en donde los salarios que reciben sus alcaldes son antagónicos entre sí.

     Así se recoge de los datos recabados por Granada Digital en el Boletín Oficial de la Provincia, partidos políticos o los propios implicados relativos a la asignación que reciben los regidores.

     Si se comparan los salarios de alcaldes de poblaciones aparentemente similares en cuanto al número de habitantes, la distancia que perciben unos y otros es abismal. Ocurre en casos como los de los alcaldes de Cájar, el ‘popular’ Fidel Prieto, y Moclín, el socialista Manuel García Cerezo. Según los datos del padrón municipal de 2011, a ambas localidades apenas les separan entre sí unos 500 habitantes, sin embargo, las retribuciones de sus regidores son bastante más distantes entre sí.

     Mientras que Fidel Prieto percibe por dirigir los designios de Cájar 42.000 euros brutos al año (3.000 euros brutos al mes), su homólogo en el otro lado de la provincia, en Moclín, cobra solo 9.000 euros brutos al año, repartidos en pagas de 750 euros al mes. 2.250 euros de diferencia al mes, o lo que es lo mismo, 33.000 euros menos o más de salario para uno y otro al año.

     Si se trata de buscar el ‘secreto’ a este aspecto, una de las explicaciones puede hallarse en las horas que cada uno dedica a su municipio. Uno lo hace de forma exclusiva en el caso de Cájar, el otro de forma parcial, pese a que la diferencia sigue siendo abismal.

     El salario del regidor de Cájar sí encuentra, sin embargo, parentesco con el de otros primeros ediles. El alcalde de Purullena, con apenas 2.000 habitantes, cobra 3.515 euros íntegros cada mes. El ‘andalucista’ José García Rufino percibe anualmente en esta localidad 49.210 euros íntegros anuales en 14 pagas, muy por encima de ayuntamientos de población inferior o incluso superior.

     En Montejícar, en donde María Remedios Moraleda (PSOE) tiene una retribución anual de 41.384 euros brutos, poco más de 3.000 euros que otro regidor de población similar: Ana Conde, alcaldesa socialista de Salar, cobra al año 37.694 euros. En ambos casos, el censo de población no supera los 3.000 habitantes.

     Pero las distancias o relación entre población y salarios de sus alcaldes no se quedan en las únicamente expuestas hasta ahora. Si el Ejecutivo central aplica la medida de ajustar las retribuciones de los ediles a la población sobre la que Gobiernan, en Granada tendrán trabajo para rato.

     En la Puebla de Don Fadrique, Mariano García (PP), el alcalde, percibe 35.896 euros brutos al año, repartidos en 14 pagas brutas de 2.564 euros; mientras que en Fuente Vaqueros Francisco José Martín (PSOE) tiene asignados anualmente una cantidad similar (35.258 euros brutos), repartidos en 14 pagas mensuales (1.900 euros).

     Entre los regidores de poblaciones más pequeñas de la provincia que tienen una retribución más alta se hallan el mediático alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez Salas (PSOE), que por gobernar el ‘ciberpueblo’ recibe una retribución mensual líquida de 2.398 euros (33.572 al año), con unas retenciones del 25%.

     También se encuentran por encima de los 30.000 euros los regidores de Güevéjar (María del Carmen Araque -UPG-) y Cortes de Baza (Práxedes Torrecilla -PA-), que tienen atribuidas nóminas de 31.990 y 30.800 euros al año respectivamente.

    POR DEBAJO DE LOS 30.000 EUROS

     Del casi medio centenar de municipios pequeños de los que Granada Digital ha podido conseguir datos, aproximadamente la mitad (21) tienen una retribución que oscila entre los 20.000 y los 30.000 euros, aunque al igual que ocurre con otras localidades de este grupo, con diferencias importantes entre municipios de tamaño similar.

     En Ugíjar, María Remedios Álvarez (PP) es recompensada por sus funciones como alcaldesa con 29.602 euros al año (2.114 al mes), poco más que su ‘colega’ de formación en Lanjarón, José Eric Escobedo, con 29.355 brutos al año; o 2.000 euros más que su también compañero en Darro, Manuel Blas Gómez, con una designación líquida de 1.400 euros al mes y 27.619 brutos al año.

     El alcalde de Galera, el ‘popular’ Miguel Ángel Martínez Muñoz cobra 28.800 euros brutos, lo que supone una dotación de 2.400 euros durante doce meses. En otro punto de la provincia con una población casi idéntica, el salario en este caso también lo es. El socialista Blas Julián Lozano cobra 28.393 euros butos al mes con 14 pagas en Pedro Martínez.

     Encarnación García, alcaldesa socialista de Chauchina, percibe 1.944 euros líquidos al mes (27.216 euros al año), una cantidad casi igual que la que percibe Manuel Lucena (PP) en Cogollos Vega, en donde cobra 26.275 euros al año pese a que su población es casi la mitad que la del municipio metropolitano.

     Entre los siguientes regidores de esta lista se incluyen la alcaldesa de Arenas del Rey, Francisca Josefa García (PSOE), que cobra 26.054 euros brutos al año y de Moraleda de Zafayona, en cuyo municipio, con 1.300 habitantes menos que el anterior, percibe también un poco menos: la socialista Carolina Fraguas recibe 14 pagas de 1.779 euros, lo que suponen 24.919 euros brutos anuales. En Chimeneas, la ‘popular’ María Ascensión Molina tiene una retribución anual asignada de 22.974 euros brutos al año.

     Entre los casos que más llaman la atención, por la relación entre el salario y la población se reproduce en aquellas localidades inferiores al millar de habitantes y en las que, sin embargo, sus alcaldes cobran más de 20.000 euros. Algunos de esos ejemplos se reproducen en Torvizcón, donde Juan David Moreno (PSOE) cobra 22.503 euros brutos al año; Aldeire, en el que Teresa Vilardell (PSOE) percibe 21.170 euros anuales; Torre-Cardela, cuyo salario de Concepción Moreno (PSOE) es de 21.123 euros anuales; Santa Cruz del Comercio, donde la socialista Ángeles Jiménez cobra 21.000 euros brutos anuales; o Polícar, en el que con solo 229 habitantes su alcalde Carlos Navarro (PP) percibe 20.761 brutos anuales.

     Salarios similares al año cobran Antonio Carrascosa (PSOE) en Ítrabo, con 22.494 euros brutos al año y José Luis Ferrán (PP) en Campotéjar, con 22.400 euros brutos al año. En el caso de Zafarraya, José Félix Zamora (PP), su alcalde cobra 21.700 euros, aunque en esta ocasión la dedicación es parcial.

     Por encima de los 20.000 euros, aunque de entre los últimos de este rango, se hallan los alcaldes de Lecrín, el socialista Salvador Ramírez, con 21.543 euros brutos anuales; de Jayena, en el que Antonio Navas Moles (PP) cobra 21.000 euros; y de El Pinar, el último del listado, en cuya localidad Carlos Delgado (PP) percibe 20.090 euros brutos anuales en 14 pagas de 1.435 euros cada una.

    LA ALCALDESA DE VÁLOR, SOLO DOS PAGAS AL AÑO

     Existen municipios de la provincia granadina entre los que bien por su población o bien porque no es costumbre pagar a los alcaldes, sus regidores no cobran, como ocurre en localidades como Castilléjar, El Valle, Murtas, Pórtugos o Turón. La mayoría no superan los 1.500 habitantes.

     Pero hay casos mucho más peculiares, como ocurre en la localidad de Válor, en donde la alcaldesa María Asunción Martínez (PSOE) solo percibe dos pagas durante todo el año de 3.275 euros brutos cada una, lo que supone al año 6.550 euros o, si se dividiese en las 14 habituales del resto de regidores, casi 470 euros brutos mensuales.

     No es el único caso de primer edil que, aunque sí tiene una cosignación presupuestaria para su sueldo, no es ‘mileurista’ entre los regidores de la provincia granadina. En Bubión, Roberto Rodríguez (PP) cobra 395 euros por estar al frente de la Alcaldía durante 15 horas al mes, lo que para las arcas municipales suponen 4.740 euros anuales. Pese a que no tiene dedicación parcial, en Huéneja, Ana Granados (PSOE) cobra 9.199 euros brutos anuales (12 pagas de 766,65 euros).

     Pese a los escasos 160 habitantes de Lobras, Ana Rodríguez (PSOE) sí tiene una asignación salarial de 12.360 euros brutos anuales, como también sucede en Busquístar, en donde Elisabet Lizana (PP) percibe al año 13.464 euros.

     José Antonio Durán (PSOE), que gobierna en Villanueva del Mesía, tiene una asignación anual de 19.964 euros al año, como también sucede en el caso del también socialista Juan Francisco Torregrosa (Benamaurel), que cobra 19.800 euros netos al año o Antonio Sánchez Navarro (PP), que en Cortes y Graena percibe 19.600 euros líquidos anuales en 14 pagas.

     Los últimos ejemplos de salarios se dan en Deifontes, en donde Francisco Abril (IU) percibe 19.264 euros al año; Diezma, en cuya localidad José Jesús García (PP) percibe 18.200 euros anuales; Cuevas del Campo, con una retribución bruta de 18.000 euros para María Piedad Vico (PA) y Benalúa de las Villas, en donde María Angustias Cámara (PP) cobra 17.321 euros brutos para su dedicación, que en este caso es parcial.

    LAS ENTIDADES LOCALES TAMBIÉN PAGAN A SUS PRESIDENTES

     Granada es la provincia andaluza en la que más Entidades Locales Autónomas existen. Se tratan de localidades que, aun teniendo autonomía para decidir algunos de sus aspectos, no tienen aún la consideración de municipio propio. En estos casos, sus presidentes -no son considerados como alcaldes- también perciben retribución.

     Así ocurre al menos en cuatro de ellas, según los datos consultados por Granada Digital. En Valderrubio, cuya ELA aún depende de Pinos Puente y que está próxima a convertirse en el municipio 169 de la provincia, la socialista Francisca Blanco percibe 36.007 brutos al año.

     El pueblo de Polopos-La Mamola, asigna anualmente 23.758 euros a su presidente, Matías González, en base a pagas que ascienden hasta los 1.697 euros al mes; mientras que Fornes, ligada a Arenas del Rey, su máxima representante, Ana Fernández, percibe 1.302 euros brutos al mes, hasta alcanzar los 18.234 euros brutos al año.

     Menos cantidad de dinero cobra Laura Martínez (PSOE), presidenta de la ELA de Bácor – Olivar, en Guadix, en donde cobra 8.400 euros brutos al año.

    * Origen de la noticia.

    Nota.- En esta relación no aparecen; Cacín (PSOE), Játar (PSOE) y Ventas de Zafarraya (PP), las dos últimas ELA´s de Arenas del Rey y Alhama respectivamente.


    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.