Alhama podría ser un referente en las Ciencias Jurídicas gracias al Patronato de Estudios Alhameños

Imprimir

Publicidad

Final publicidad

b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2017_firma_convenio_dykinson.jpg

La creación del Premio Eduardo de Hinojosa, destinado a cualquier rama del Derecho, es un hito sin precedentes, cuyo convenio, con la editorial Dykinson, ya se ha firmado.

Convenio entre la editorial Dykinson y el Patronato de Estudios Alhameños

 El Patronato de Estudios Alhameños, asociación cultural dedicada al estudio, promoción y defensa de todos aquellos temas y cuestiones que sean de interés para la ciudad de Alhama de Granada y de la Histórica Comarca de Alhama, acordó convocar el PREMIO EDUARDO DE HINOJOSA Y NAVEROS EN CIENCIAS JURÍDICAS; el premio conlleva la publicación del mejor trabajo original en cualquiera de las ramas del Derecho.

 Por el Patronato, Ignacio Francisco Benítez Ortúzar, vicepresidente del mismo, y en representación de la editorial Dykinson, Rafael Tigeras Sánchez, director de la misma, han firmado un convenio por el que acuerdan la edición, distribución y comercialización de las obras galardonadas con el citado Premio (la foto superior recoge el momento de la firma).

 El premio, que será convocado en la ciudad de Alhama de Granada, con una periodicidad anual, cada 25 de noviembre coincidiendo con el aniversario del nacimiento del insigne jurista Eduardo de Hinojosa y Naveros y que será otorgado en acto público el 19 de mayo del año siguiente coincidiendo con la fecha de la muerte del jurista.

Eduardo de Hinojosa y Naveros (Alhama, 1852 - Madrid, 1919)

b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2017_eudardo_de_hinojosa.jpg

 Jurisconsulto e historiador español. Miembro del Partido Conservador, ocupó el cargo de gobernador civil de Valencia y de Barcelona y fue director general de Instrucción Pública. Profesor de la Universidad de Madrid y académico de la de Historia, se especializó en historia de las instituciones jurídicas y del derecho español, en particular del medieval, y fue el primero en dar a esta disciplina un carácter científico.

 Sus numerosas obras sirvieron de fundamento para múltiples trabajos posteriores, y su Historia general del derecho español (1887), que termina con los visigodos, se utilizó como manual en las universidades españolas durante mucho tiempo. También hay que citar Historia del Derecho romano (1880-85), Origen y vicisitudes de la pagesía de remensa en Cataluña (1902) y El elemento germánico en el derecho español (1915).

 A Eduardo de Hinojosa se le considera el verdadero renovador de los estudios de historia jurídica en España y el fundador de la moderna escuela española de cultivadores de esta disciplina.



Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

-

Publicidad

Final publicidad