La asociación de caballistas desea retomar la normalidad

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2017_caballistas_07052017_01.jpg

    La cancelación de la concentración de enganches de este año ha provocado una polémica que ellos están dispuestos a zanjar, pero piden que se les reconozca el valor de su aportación, al igual que al resto de clubes alhameños.

     La Asociación Deportiva La Elevada es el nombre de la asociación que agrupa a los caballistas alhameños desde marzo de 2015, si bien llevan muchos años teniendo presencia en algunos eventos hasta esa fecha no se constituyeron como tal. Son unos cuarenta socios y con sus cuotas costean el mantenimiento de la asociación y la organización y participación en diversas actividades como la romería, ferias, concentración de enganches, etc.

     Este año, el pasado sábado seis de mayo, se debería haber celebrado precisamente la IV concentración de enganches, pero a todos sorprendió el anuncio de su cancelación y el comunicado que emitieron al respecto, y que pueden leer en esta web (aquí).

     Y fue ese sábado, día 6, en un recinto vacío donde su presidente Amaro Garnica, acompañado del secretario, Samuel Molina, contestaron a nuestras preguntas sobre la polémica que se había generado.

     Lejos de querer ahondar en la herida, lo que pretenden es que las aguas vuelvan a su cauce y haya un entendimiento con el Ayuntamiento, no sentirse discriminados y se les valore en la aportación que también hacen a su pueblo, cuya parte de la economía está enfocada al turismo, y sus pretensiones nos son otras que disfrutar con lo que les gusta al tiempo que contribuir también a dar a conocer Alhama.

     Nunca han tenido ninguna ayuda ni subvención económica, las aportaciones municipales han sido de infraestructura, que tampoco son despreciables y ellos mismos reconocen, pero dolidos porque entienden que no se les valora en su justa medida. Esto fue lo que nos contaron:

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2017_caballistas_07052017_02.jpg
    Samuel Molina, secretario (izquierda), y Amaro Garnica, presidente de La Elevada, en un recinto vacío

    ¿Qué es lo que ha pasado para suspender los enganches de este año?
    - Se supone que el Ayuntamiento colabora con nosotros cada año en la instalación del agua, las luces, la carpa y el equipo de música, pero casi siempre a última hora falla algo que dice que no ha podido realizar, nosotros, como podemos, y para sacar esto adelante, tenemos que solucionarlo como buenamente podemos, pero este último año ya se ha colmado la paciencia, no sólo en los enganches, también en la feria y la romería. Creo que respetando podemos estar en todos los sitios, pero al parecer los caballos no están bien vistos y no nos facilitan muchos las cosas, y el miércoles, tres días antes, nos dicen que con la carpa nos busquemos nosotros la vida, que ellos ni tienen medios ni personal para ayudar. Nos reunimos la asociación, y como ya estábamos quemados decidimos anularlo.

    ¿Tras la anulación del evento no os dieron ninguna explicación?
    - Como es un evento que creamos nosotros, por lo motivos que he expuesto, decimos dejar de hacerlo e hicimos público el comunicado que se publicó, en las redes sociales y aquí, tras el cual el tema cambió y ya estuvieron dispuestos a facilitarnos las cosas, pero ya no nos echamos atrás. A los que más nos duele que se haya suspendido es a nosotros, ya que se creó para disfrute nuestro, del pueblo y de la gente que nos acompaña de fuera.

    ¿Había prevista más participación para este año?
    - En los años anteriores había una media de participación de veinte coches de enganche, este año se había aumentado la participación, nada más que de Chauchina venía cuatro más, y en fin, la actividad que realzamos va en aumento.

    ¿Tenéis algún tipo de ayuda o subvención?
    - No, esto se costea con el trabajo y la aportación de los que estamos en la asociación, y con lo que sacamos de la barra, aunque este año se la habíamos dado a una persona con la que acordamos un precio, de ahí al resto de lo que cuesta lo costeamos nosotros. Desde un principio sabíamos que esto nos costaba el dinero, pero hemos querido seguir adelante.

    ¿La suspensión es para este año solamente, o también para los siguientes?
    - Nosotros no queremos crear polémica y queremos llegar a un acuerdo, no pretendemos generar enfrentamientos ni nada parecido, de hecho, ya con el alcalde y con la teniente de alcalde (Jesús Ubiña y Mati) hemos tenido alguna conversación y hay buena predisposición, y lo que queremos es solucionar las cosas de la mejor manera posible.

    ¿No será también el impedimento por las molestias que ocasionan los caballos?
    - Creo que respetándonos todos se puede hacer cualquier cosa, si bien es verdad que hay gente que mete la pata, pero no sólo hablo de los caballistas, hablo de cualquier evento, nosotros somos responsables de lo que nosotros hacemos, no de lo que hagan los demás, y por supuesto hay unas normas que hay que cumplir. También entiendo que esta actividad sirve de promoción de Alhama, no hay que ver más que cuando hacemos el recorrido de los Ángeles con los bueyes (en la romería) cómo se queda la gente que viene de fuera admirando nuestros paisajes, así como el colorido y el ambiente que aportamos. A nuestro cargo corren también el tapeo que durante el trayecto ofrecemos a quienes nos acompañan, en fin, yo creo que aportamos algo por Alhama.

    ¿Algo más para acabar?
    - Pues nada, que lo que queremos es que se solucione todo, y parece que el alcalde está en buena disposición, al menos eso hemos entendido cuando hemos quedado para hablar el respecto.

    Fotos: Pablo Ruiz.

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.