14-agosto-2018, martes

Imprimir

Publicidad

Final publicidad



Solía mi padre acudir a Esopo, para razonar.

 Los bandazos y desaciertos de un gobierno por impericia o prepotencia, soliviantan a la ciudadanía, solía mi padre acudir a Esopo, para razonar, cualquier circunstancia o pretensión.

 Estaba el adivino en la plaza de pueblo, entregado a su oficio.

 Se le acercó, de repente, un hombre que gesticulando le decía: ¡Corra, corra, la puerta de su casa está abierta, los ladrones llevaron cuanto había en ella!

 Mientras corría despavorido para ver lo sucedido, uno de los oyentes le decía: Amigo, tú que presumes de conocer lo que a nosotros nos ocurrirá, ¿cómo ignoras lo que te sucedería a ti?

 Siempre hay inexpertos, que, dicen conocer lo que a los demás conviene, sin fundamento.

Felicidades a:
Marcelo, Eusebio, Calixto, Demetrio, Atanasia y Virginia.
(VIRGINIA, del latín virgo víginis=virgen, doncella virginal. Masculino Virgilio, diminutivos ‘Vir, Virgi, Viqui o Vicki.)

Hasta mañana, paz y bien.

Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

TODOS LOS DÍAS CONTADOS, y las últimas anotaciones del diario de Manuel Juan García Ruiz:

-

Publicidad

Final publicidad