31-julio-2018, martes

Imprimir

Publicidad

Final publicidad



La dialéctica del niño con el abuelo.

 Nieto de tres años da lección de precisión dialéctica al abuelo septuagenario, (algo pesado), ayer, en la comida:

- Emilio, tu plato con salami y espagueti.
- Abuelo, sólo quiero el salami.
- Has de comer los dos, porque te gustan mucho
- Abuelo, sólo tengo hambre para el salami.
- Emilio, los espaguetis también, o no iremos con la canoa.
- Bueeeeeno, me los comeré, después.

 Acabada la comida y casi en la sobremesa:

- Emilio, los espaguetis,
- No tengo ganas abuelo.
- Me dijiste que los comías después.
- Abuelo DESPUÉS NO ES AHORA.

 Lo abracé fuertemente y nos echamos a reír.
y...los espaguetis ¡que esperen!

Felicidades a:
Ignacio de Loyola, Fabio, Juan Columbano y Germán de Auxérre.
(IGNACIO, del latín Ignatius, ignis=fuego, "portador de fuego"; y así fue san Ignacio de Loyola, (de nombre Íñigo), un volcán del que salieron ríos de fuego vivificador).

Hasta mañana, paz y bien.




Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

TODOS LOS DÍAS CONTADOS, y las últimas anotaciones del diario de Manuel Juan García Ruiz:

-

Publicidad

Final publicidad