ACB: El Chelsea del baloncesto español apabulla al CB Granada (63-97)

Imprimir

Publicidad

Final publicidad

b_580_900_16777215_10_images_stories_deportes_ollaslocal301005.gif

La afición alhameña terminó coreando el Paquito Chocolatero y aplaudiendo las jugadas y canastas rivales.


29/10/2005. Un Granada apático, ausente e impotente sucumbe estrepitosamente por un incontestable 63-97 ante un Akasvayu Girona al que no le costó lo más mínimo llevarse la victoria del feudo andaluz. El equipo más rico de la ACB, que cuenta en sus filas con jugadores de la talla de Raúl López (ex NBA), Fran Vázquez o Danilius Salenga sentenció el partido en los primeros minutos dejando muestra de su clase, de su excelente comienzo liguero y de las carencias granadinas, ayer sobre todo, en materia de acierto exterior.  

   Los gerundenses llegaron a gozar de rentas sonrojantes, rondando en ocasiones los cuarenta puntos de diferencia (al final fueron 34), unas rentas totalmente justificadas por el pésimo juego del conjunto local, que ayer hizo aguas en todas sus líneas, desde el primer minuto hasta el último. Aspectos como la falta de minutos de Ordín, el mal partido de los americanos y la débil defensa del equipo granadino, unido al excelente planteamiento del Akasvayu legitiman el resultado sin excusas de ningún tipo. De los visitantes destacaron Fran Vázquez que campó a sus anchas por la zona local con numerosas entradas y mates en los dos últimos cuartos y Terrell Myers que acribilló la canasta granadina con continuos tripes. En los locales, por nombrar al alguien, destacó nuevamente el coraje del "toro" Gabini.

 Suma el Granada de esta forma su tercera derrota de la temporada, las tres en casa, las tres ante su afición, una afición desilusionada y contrariada ante semejante varapalo. Después de la importante victoria del miércoles ante el Pamesa  Valencia, el equipo volvió a decepcionar a su gente que con tanta ilusión anima a lo largo de todos los partidos. Siempre dispuestos a divertirse, los numerosos aficionados alhameños, remataron la faena entonando el Paquito Chocolatero en los últimos minutos del encuentro, cuando ya nada tenía arreglo. El resto de la afición se unió a Ollas Locas, encontrando así la única forma de divertirse en una tarde negra.

  Seguramente llegarán mejores resultados en casa porque hasta ahora la Peña sólo se lleva malos ratos. De todas formas, la cosa no está tan mal, y si el próximo fin de semana se gana al Fórum (que aún no ha estrenado su casillero de victorias) recuperaremos lo que hemos perdido esta jornada. La próxima cita de Ollas Locas será dentro de dos semanas. A ver si a la cuarta va la vencida. La verdad es que ya va siendo hora.



Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

Publicidad

Final publicidad