El pantano de los Bermejales en la gran pantalla

Imprimir

Publicidad

Final publicidad



En la década de los 60 y 70 en este embalse se rodaron media docena de películas, entre ellas 'El hombre de Marrakech' (1965) y 'Fuga sin fin' (1971)

 Hubo una época en la que los rincones de Granada y su provincia, especialmente la Alhambra, Guadix y La Calahorra, fueron utilizados como escenarios naturales en el rodaje de películas nacionales, coproducidas con otros países o extranjeras. Según recoge Juan José Carrasco Soto (Granada, 1947), en su libro 'Granada y el cine. Su historia' (Ed. Almuzara, 2012) con prólogo de José Luis Kastiyo, desde las primeras décadas del siglo XX hasta el año 2000 se grabaron en nuestra provincia 212 películas, principalmente en la década de los 60 en la que realizaron 62 filmes y 37, en la siguiente. Muy pocos saben que media docena de ellas utilizaron como exteriores el entorno del pantano de los Bermejales, de las que destacamos dos, 'El hombre de Marrakech' (L'homme de Marrakech, 1965, otros la datan en 1966) y 'Fuga sin fin' (The last run, 1971) que convirtieron las orillas del embalse en costa marroquí y la salida del muro en frontera francesa, respectivamente. Libro y películas que hemos podido conocer gracias al cinéfilo, Francisco Arco.

'El hombre de Marrakech', 1965


 'El hombre de Marrakech', protagonizada por el estadounidense George Hamilton -conocido por películas como 'Con él llegó el escándalo' o 'Dos semanas en otra ciudad' y por su romance con Lyndon B. Johnson, hija del presidente de los EE.UU.- y la ex Bond, Claudine Auger, que estuvieron a las órdenes de Jacques Deray (1929 –2003), un director y guionista conocido por dirigir numerosas películas de cine policíaco y de suspense. Otro de los protagonistas fue el actor argentino, Alberto de Mendoza. Se trata de una coproducción de Benito Perojo SA, de Madrid, con Europazur de París y Atlantis Films de Roma cuyos exteriores se rodaron también en Almería, Lagunas de Ruidera, Madrid, Tánger y Lisboa.

 La película de 110 minutos de duración se grabó en eastmancolor que era el formato más barato y el favorito de los años 50 y 60 y su banda sonora la compuso Alain Goraguer, siendo su director de fotografía, Henri Raichi. En ella se narra el robo de un cargamento de oro en el sur de Marruecos por parte de Travis y Lila, su amante, que cuentan con la ayuda de un ingeniero de minas llamado Vibert, un mecánico y un conductor de camiones. La codicia hace que Travis se deshaga de dos de sus socios, asfixiándolos dentro del camión junto a los dos hombres que custodiaban el oro. Georges, el encargado del transporte. .y Lila al descubrir el crimen discuten con Travis y éste, con un revólver que le proporciona Lila, da muerte al conductor. Precisamente esta escena central (llegada del camión a las orillas del embalse, descubrimiento del doble asesinato, lanzamiento de las escopetas al agua para eliminar pruebas y muerte por disparos de Georges es la secuencia de unos 12 minutos grabada en el pantano de los Bermejales, inaugurado por Franco en 1958, que se estaba en un bajo nivel, parecido al actual que ronda el 40 % de su capacidad (100 Hm3). Pese a ello resultan de gran belleza la escena de Lila con las aguas reflejando las nubes y lomas circundantes, por entonces peladas de vegetación mientras se ve hundirse la camioneta o arder el camión, aparte del tiroteo entre los protagonistas.

'Fuga sin fin', 1971


 Curiosamente Juan José Carrasco incluye 'Fuga sin fin' en el capítulo dedicado a los western, «en memoria de John Huston, quien me aseveró que era un western pero cambiando los caballos animales por mecánicos». Con guión de Alan Sharp se rodó con George C. Scott y Tina Aumont como protagonistas. En este caso se cuenta la historia de un preso que se fuga de una cárcel y emprende su huida hacia Francia junto a su novia. El traslado lo realiza un antiguo gángster retirado. En Los Bermejales se rueda la escena de la llegada del coche con el evadido oculto a la supuesta frontera francesa para lo que se construyó una 'gendarmerie' delante de la maqueta del embalse. Dada la proximidad de este escenario al colegio a la población, una de las entonces alumnas recuerda que, junto con el medio centenar de compañeros que por entonces atendía la maestra Doña Victoria Callejas, les gustaba acercarse para ver el rodaje y también a la cercana cantina donde almorzaba el numeroso equipo de rodaje al que «no se le entendía nada pues hablaban en extranjero» y que las actrices solían tomar zumo de tomate al que solían invitarle.

 Junto a estas dos películas en el citado libro de Carrasco Soto se indica que también tienen escenas rodadas en este paraje de Arenas del Rey, municipio al que pertenece el poblado del embalse de los Bermejales, las siguientes: 'El demonio, la carne y el perdón' (The singer not the song) (1960), 'La viuda soltera ' (1965) con guión de Manolo Sebares y coproducida por Benito Perojo junto con franceses e italianos, dirigida por el actor Yves Robert, 'La leyenda de un valiente' (1966) película de aventuras que discurre en la India de los años 20, protagonizada por Yul Brinner y 'Todos los hermanos eran agentes' (1967) protagonizada por el hermano del más famoso de los James Bond, Neil Connery.

Fotogramas de 'El hombre de Marrakech', 1965

Cartel de la película

Otra reseña de esta película


Fotograma de 'Fuga sin fin', 1971

Donde se rodó la escena, en la actualidad

Otra reseña de esta película







Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

-

Publicidad

Final publicidad